Tinta Judicial
Lunes 20 de Enero de 2020

Nuevas quejas por Casación bonaerense

Christian Domínguez

Christian Domínguez, víctima de la brutalidad policial

La familia de un joven asesinado en una comisaría de Berisso reclaman que se revea la sentencia dictada por un Tribunal de La Plata

Luego de escándalo por la reducción de penas a los asesinos del hijo de Carolina Piparo (víctima de una brutal salidera bancaria en La Plata) y a diez años del asesinato de Christian Domínguez a manos de ex policías de la Comisaría Primera de Berisso, la Asociación Miguel Bru (AMB) y la familia de la víctima, denunciaron “una dilación altamente agraviante de parte de la Sala II del Tribunal de Casación, al evitar expedirse luego de una audiencia de noviembre de 2013, en la que se pidió entre otras cosas, la revisión de la sentencia del juicio por la muerte del joven”.

Pedro Domínguez, padre de la víctima consideró que los magistrados “debieron resolver inmediatamente”.

Mediante un comunicado que llegó a la redacción de Tinta Judicial, la entidad sostuvo:

Todos los plazos legales para resolver el pedido de revisión de la sentencia están excesivamente vencidos. Pero la familia Domínguez y la AMB saben sobre la perversidad de los tiempos que maneja la justicia. Por eso enfrentaron, incansablemente y con absoluta convicción, los siete años que duró la primera instancia de investigación,  ofreciendo pruebas y denunciando el sinfin de tácticas que la Institución Policial puso en juego para garantizar la impunidad de los suyos. Desde el comienzo, la policía dispuso una escena que intentó hacer pasar el crimen por un suicidio. Para eso, desaparecieron pruebas claves, inventaron otras, se amenazaron testigos. Pero es sabido, ningún crimen es perfecto, aun cuando se tiene el visto bueno de la “familia policial” y la connivencia del Poder Judicial. Tres Fiscales fueron recusados durante aquellos años, por irregularidades e  incumplimientos.  Primero Leandro Heredia, luego Ana Medina y más tarde Tomás Morán, los tres apartados de la investigación.

En 2012 se celebró el juicio oral y público donde los ex policías Luciano Príncipi y Germán Cernuschi fueron juzgados por los delitos de privación ilegítima de la libertad y tortura seguida de muerte, Víctor Gómez por torturas seguida de muerte, y Leandro Antonelli por falsedad documental y encubrimiento. Tras casi tres meses de audiencias, el Tribunal Oral III culminó condenando a Gómez por el delito de homicidio simple, y a Príncipi y Cernuschi por privación ilegal de la libertad agravada, mientras que absolvió a Leandro Antonelli.

Según Rosa Bru, presidenta de la Asociación Miguel Bru, “La sentencia del juicio fue un papelón. Para los jueces no hubo torturas y no se investigó el encubrimiento de la policía ni la cadena de impunidad que permitió el crimen y la teoría del suicidio con su propio cinturón, para lo que tuvieron que montar un grotesco y siniestro escenario”.

A diez años de la muerte de Christian, su familia todavía sigue buscando justicia. Esperan que la Sala II del Tribunal de Casación revea la sentencia del TOC III en razón de las irregularidades que hubo en el transcurso de la investigación, que son las que se vienen denunciando desde hace años y que tienen que ver ni más ni menos que con el hecho de que la causa fue manejada o instruida desde el comienzo, por los propios policías hoy condenados, una práctica recurrente y sistemática de la fuerza y la justicia.

Vencida en años.

La familia Domínguez y los abogados de la Asociación Miguel Bru que patrocinan la causa, interpusieron el recurso después de la sentencia (2012), ante la Sala II del Tribunal de Casación.

Los jueces debieron tomarse un máximo de 20 días según dispone el código de procedimiento. Pero recién hace algunas semanas, y habiéndose vencido en años el plazo estipulado, dos de ellos (Mahiques y Celesia) se excusaron de resolver (por haber participado en el dictamen del sobreseimiento de la Doctora Lotito, antes imputada en la causa y luego sobreseída por haber desfigurado el cuerpo de Christian y fraguado el informe de autopsia). La Asociación Miguel Bru denuncia que debieron apartarse hace mucho tiempo, y no debieron siquiera presenciar la audiencia donde se presentó el pedido a fines de 2013.  Ahora deberán decidir los jueces Mancini, Ordoqui, y Domínguez, lo que genera una nueva situación de indefensión.

En el recurso, se pidió entre otras cosas, que tengan en cuenta el agravante de que el crimen ocurrió dentro de una Comisaría de la policía de la Provincia de Buenos Aires.

La presentación también hizo hincapié en las torturas recibidas por Christian. Además recordó las graves irregularidades cometidas en la investigación que se plantearon en los alegatos, como la desaparición de pruebas importantes como las computadoras, también piezas anatómicas, los cordones de las zapatillas de Christian; el cinturón con el que trató de instalarse la hipótesis de ahorcamiento que fue cortado en cuatro trozos entre otras.

 

 

 

 

 

 

Tags: christian - domínguez - muerte - comisaría - primera - berisso - brutalidad - policial - maldita - bonaerense