Tinta Judicial
Viernes 28 de Abril de 2017

“Mafia de la bailanta”: absolvieron a Olaya

Cholo Olaya Villajuan

Juan Carlos "Cholo" Olaya podría ser condenado a perpetua

El productor musical que estuvo diez años prófugo por el crimen del cantante del grupo “Karicias” fue despegado del caso

José Carlos Olaya Villajuán, quien fue acusado por el asesinato del cantante del grupo “Karicias” Carlos Chávez Navarrete, resultó absuelto por falta de pruebas. La resolución fue tomada por la Sala III de la Cámara Penal de La Plata. Casación bonaerense había una absolución anterior y ordenó un nuevo debate. Estaba previsto para 2013, pero el acusado no se presentó.

Se trata del tercero de los juicios orales del caso que ya tiene un condenado a perpetua, encontrado culpable de ser el autor material del homicidio ocurrido en la noche del 12 al 13 de agosto de 1997, y a un hombre que estuvo dos años presos y fue sobreseído por el beneficio de la duda.

El tercero de los debates estuvo a cargo de la Sala III de la Cámara Penal de La Plata, integrada por Ariel Argüero, Silvia Oyhamburu y Laura Lasaga. Cabe recordar que Olaya Villajuán estuvo una década prófugo en Chile y Perú.

Tras su alegato la fiscal había pedido 15 años de condena, pero el planteo no prosperó.

Antecedentes

El 29 de noviembre de 2011, Olaya Villajuán fue absuelto por los jueces de la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata, quienes advirtieron un error en la acusación de la fiscal y no tuvieron otra opción que dictar la libertad del acusado de ser el instigador del crimen.

En su exposición inicial la fiscal Beatriz Castellanos sostuvo que el acusado “convocó a dos personas para asustar” a la víctima, cuando debió haber manifestado “matar”.

El acusado fue procesado por instigación al homicidio pero según la fiscal quiso asustar a la víctima. Esa pequeña palabra cambió la plataforma fáctica de la acusación y a los jueces, por imperio de la ley procesal vigente, no les quedó otro camino que dictar la absolución “para no violar el derecho a defensa en juicio”.

El productor musical, de 64 años, fue arrestado en Perú, en enero de 2010. Es conocido en el mundo de la bailanta con el apodo de "Cholo", quien cayó apresado por Interpol, en Lima. Villajuán estuvo procesado por el asesinato de Chávez Navarrete, en el marco de una presunta "mafia de la bailanta". En noviembre de 2005, había sido arrestada ya una ex secretaria del "Cholo", de 33 años, sospechada de haber engañado y entregado al músico a dos hombres que lo asesinaron.

Chávez Navarrete recibió once disparos en la cabeza, el cuello y la espalda. El cadáver fue hallado en un zanjón de Domselaar, partido de San Vicente. Antes de ser acribillado, la víctima fue llevada en un automóvil por tres hombres y una mujer. Navarrete, nacido en Perú, había llegado a la Argentina contratado por Olaya para ser el cantante y líder del grupo "Karicias", que llegó a ser un éxito y a vender decenas de miles de discos.

El músico peruano y Olaya Villajuán habían tenido problemas por la autoría de los temas del grupo -compuestos por Chávez Navarrete-, que el representante registró a su nombre.

El 16 de setiembre de 1997 fue detenido por el crimen Jorge "El Tortuga" Pavón, condenado por la Justicia platense a la pena de reclusión perpetua por el delito de "homicidio agravado por alevosía, con promesa remuneratoria y con el concurso premeditado de dos o más personas".

En su fallo, el tribunal determinó que Pavón había recibido una promesa de pago de unos 50.000 pesos para cometer el hecho, de los cuales habría cobrado sólo 2.000. La mujer que cayó en 2005 llevaba el apodo de "La Reina". La detuvieron en diciembre de ese año, ocho años después del homicidio, en Corrientes y Esmeralda, en el centro porteño. La Policía la había estado siguiendo por dos años por el asesinato de quien era su amante.

Sandra Edith González era buscada por el mismo delito por el que fue condenado Pavón. Es decir, por un crimen cometido a sangre fría por gente que recibió dinero para consumarlo. La mujer era al momento del hecho secretaria de José Carlos "Cholo" Olaya.

Segundo juicio

En mayo de 2008 los camaristas Javier Guzmán, Luis Soria y Sergio Almeida, absolvieron, en el segundo debate oral concretado por este caso, a Aldevinas Pastarnokas.

Para los magistrados quedó probado que “en horas de la noche del 12 de agosto de 1997, en una acción previamente concertada por más de dos personas, Carlos Chávez Navarrete fue sacado mediante engaños de su casa ubicada en Capital Federal por una mujer y un hombre que conducía un vehículo simulando que se trataba de un remis”.

En el fallo se detalla que “en dicho rodado se dirigieron hasta Avellaneda lugar en el que ascendieron otros dos hombres, dirigiéndose todos juntos hasta la localidad de Domselaar, lugar en el que descendió la mujer, prosiguiendo con la marcha los restantes hasta llegar al paraje denominado Arroyo San Carlos”.

Allí “bajaron del automóvil y Chávez Navarrete fue obligado a arrodillarse en el piso”. Los ejecutaron de varios disparos en espalda, nuca y cabeza.

Los camaristas realizaron una pormenorizada reconstrucción de los hechos y concluyeron que un posible error de individualización de Pastarnokas hace que no exista certeza sobre la culpabilidad del ex imputado.

Para los jueces es probable que “en el transcurso de la investigación han existido reticencias, engaños, intimidaciones, retractaciones inesperadas, muy probablemente instigadas por quien pudo haber ordenado la ejecución de Chávez Navarrete, José Carlos ‘Cholo’ Olaya”.

El presidente del Tribunal y autor del fallo, Javier Guzmán, consideró que el testimonio del único condenado por el crimen, Jorge “Tortuga” Pavón fue desincriminante para Pastarnokas. “…Se podría aventurar intuitivamente que Pavón no ha dado suficientes razones y por ende es muy probable que haya mentido ya sea por querer ayudar a Pastarnokas, o por haber sido obligado a ello, vale decir por voluntad propia, viciada o coaccionada. Pero para afirmar ello certeramente carezco de elementos probatorios de envergadura y no poseo más que la mera intuición, por el contrario hay circunstancias que fortalecen la duda” explicó Guzmán en el fallo.

Para el juez “la verdadera certeza puramente lógica es la que se corresponde en forma absoluta y sin posibilidad de error con la verdad objetiva. Si pudiésemos condenar siguiendo juicios simplemente probables, e imponer penas a quien no tenemos la certeza de que es verdaderamente culpable, la justicia penal perturbaría la conciencia pública aun más que el delito mismo. La certeza y nada fuera de la certeza como estado de ánimo debe ser siempre lo que ha de servir de base a la condena”.

 

Tags: mafia - bailanta - cholo - olaya - absuelto - karicias - chávez - navarrete - crimen - homicidio