Tinta Judicial
Lunes 24 de Julio de 2017

Fin de la patria potestad

Patria Potestad

El nuevo código civil legisla sobre el cuidado de los hijos ante la separación de los progenitores. La normativa hace foco en el niño y su derecho a ser escuchado por el juez

El flamante Código Civil y Comercial pone la centralidad en el niño y su derecho a ser escuchado por el juez en caso de que las discrepancias de los progenitores separados subsistan, tal como lo estipula la Convención Internacional de los Derechos del Niño a la cual adhirió la Argentina.

De este modo queda atrás aquella antigua concepción de las relaciones familiares verticalistas en la que si los padres se separan uno de los progenitores es el que queda a cargo y el otro cumple un rol secundario.

"Se intenta así garantizar el derecho de los hijos a ser cuidado por ambos progenitores y evitar que un progenitor tenga la 'tenencia' y pase a ser el progenitor principal y el otro sólo 'visite', como si se tratara de un extraño"

María Victoria Pellegrini, especialista en derecho de familia María Victoria Pellegrini, especialista en derecho de familia y capacitadora en el nuevo Código.

“Pasar de la patria potestad a la responsabilidad parental no es sólo una cuestión terminológica, sin perjuicio de que las palabras tienen una carga simbólica muy importante", refrendó. También consignó que "la patria potestad concibe una relación familiar de tipo verticalista, en la cual los padres tienen poder sobre los hijos, deciden sobre ellos; la responsabilidad parental pone el énfasis en la función de cuidado, atención y protección de los hijos".

Con este nuevo concepto los hijos de padres separados dejan de ser una "propiedad" de los progenitores; en busca de un sistema familiar más comunicativo y cooperativo para el cumplimiento de la principal función de los padres: acompañar el crecimiento de los hijos e hijas hacia su propia autonomía.

Pero uno de los conceptos más novedosos que introduce el nuevo Código en este aspecto es permitir que, siempre tomando en cuenta el interior superior del niño y por razones justificadas, los progenitores puedan convenir que el ejercicio de la responsabilidad parental sea otorgado a un pariente o tercero idóneo.

Este acuerdo tendrá un plazo máximo de un año con posibilidades de prorrogarse y deberá contar con el aval del magistrado, quien debe oír al menor antes de tomar una decisión.

También se elimina el concepto de "tenencia" por el de "cuidado personal" que implica una mayor compenetración de los padres, sean convivientes o no, para que ambos estén presentes en la vida de sus hijos.

El Código contempla explícitamente que en caso de que se otorgue el cuidado personal de los hijos a uno de los progenitores el otro tiene el derecho y el deber de mantener una fluida comunicación con el niño, y la regla es que debe elegirse al progenitor que facilite el derecho a mantener un trato regular con el otro.

También el nuevo Código otorga derechos sobre sus hijos a aquellos progenitores adolescentes, salvo en el caso de tener que decidir sobre una operación que afecte a su salud o darlo en adopción, ene se caso se recurrirá a los padres del joven, abuelos del menor.

Además acopla el concepto de las familias ensambladas en la que un tercero, conviviente con el menor pero que no es su padre biológico, puede tomar decisiones bajo la figura de progenitor afín.




Tags: patria - potestad - nuevo - código - civil - responsablidad - parental