Tinta Judicial
Lunes 20 de Noviembre de 2017

Cuádruple femicidio: Quiroga único culpable

Javier Quiroga solo

Javier Quiroga, detenido por el cuádruple femicidio de La Plata

Osvaldo Martínez quedó habilitado para demandar a los testigos que lo acusaron , a los medios de comunicación que lo tildaron de “asesino” y al Estado bonaerense.

La Sala IV del Tribunal de Casación bonaerense se pronunció sobre la sentencia del cuádruple femicidio de La Plata (ocurrido en noviembre de 2011) y determinó que Javier Edgardo Quiroga fue el único culpable del hecho, ratificando en todos sus puntos la sentencia dictada por el Tribunal Oral Criminal III de La Plata, quien además había dictado la libre absolución de Osvaldo “Alito” Martínez, novio de una de las víctimas al momento de la masacre de mujeres.

Con votos de los jueces Carlos Natiello y Mario Kohan, la causa prácticamente llegó a su fin, aunque a los acusadores todavía le queda la instancia de apelación ante la Suprema Corte bonaerense.

El jueves 17 de julio de 2014 los jueces Andrés Vitale, Ernesto Domenech y Santiago Paolini condenaron al albañil Javier Edgardo Quiroga (38) a la pena de reclusión perpetua y decretó la libre absolución del estudiante de Ingeniería, Osvaldo Martínez (32), quien fue estigmatizado por varios medios como “el karateca asesino”. Además el hombre condenado también fue mancillado mediáticamente como “La Hiena”, pero ese apodo viene dado por el sonido de su risa, según se estableció en el juicio oral.

Los jueces de primera instancia consideraron que Quiroga asesinó en primer lugar a Susana De Bártolle (63) cuando se encontraba en la cocina del departamento, después de haber compartido mates y cigarrillos "a quien la agredió de manera intempestiva o impulsiva".

Los magistrados establecieron que Quiroga luego asesinó a la nieta de Susana, la pequeña Micaela (11) "quien veía televisión desde su dormitorio e intentó llamar al 911 por ser una testigo privilegiada del hecho".

"La percepción desde el dormitorio donde Micaela Galle veía televisión, y el intento de llamar al 911, y el infructuoso llamado a su prima por su teléfono celular permiten, sin duda, inferir que se la mató para procurar la impunidad pues Micaela fue, a su pesar, una espectadora privilegiada", graficaron.

Agregaron que, luego, atacó a Barbará Santos (29), la mamá de Micaela (y novia de Martínez), que se estaba bañando pero "de la cual Quiroga tenía conocimiento de que se encontraba en la casa".

En la misma resolución, se constató también que el condenado asesinó luego a Marisol Pereira (35), una amiga de Susana y Bárbara que llegó a la vivienda y a la que "no tenía sentido dejarla viva después de semejante carnicería humana".

En los fundamentos, el tribunal aseguró que en el caso de Martínez "no hubo ninguna prueba objetiva o científica ni testimonial que lo incrimina". Ese criterio central fue compartido por los jueces de Casación.

El cuádruple crimen fue descubierto el 27 de noviembre de 2011 en el departamento 5 de la calle 28 al 467, de La Plata, donde las víctimas fueron asesinadas a golpes y cuchilladas.

Al día siguiente, fue detenido Martínez en base a las primeras pruebas recolectadas, pero tras estar encarcelado, fue puesto en libertad.

Quiroga, en tanto, fue detenido luego de que se determinó que 18 muestras de su ADN se encontraron en diversas partes de la casa, en el cabello y las uñas de las víctimas.

El fiscal Álvaro Garganta había solicitado para ambos imputados una condena de reclusión perpetua, al considerarlos "coautores" de los delitos de "homicidio simple en concurso real con triple homicidio criminis causa", pero en dos instancias  solo se halló responsable a Quiroga.

Ahora Martínez quedó habilitado para demandar a los testigos que lo acusaron (entre ellos el remisero Marcelo Tagliaferro, quien se presentó a cobrar la recompensa que el gobierno provincial había ofrecido para esclarecer el caso), a los medios  de comunicación que lo tildaron de “asesino” y al Estado bonaerense.

Cabe recordar que durante el desarrollo del juicio oral, Martínez fue baleado en la vía pública, pero hasta el momento no se logró establecer si el ataque se trató de un hecho del inseguridad o si estuvo relacionado a la causa.

Fundamentos

En su voto, el juez Natiello estimó que "las conclusiones en las que el fiscal sustenta su tesis, sólo justifican una 'probabilidad elevada' de la existencia de dos agresores, más no da certeza necesaria, sino sólo un principio de duda".

"Respecto a la pluralidad de armas, tampoco las conclusiones periciales pueden afirmar certeramente si fueron utilizadas dos o más y, si hay algo que sí se puede afirmar, es la presencia de una cuchilla que quedó clavada en el cuerpo de la víctima Susana", señala el fallo.

Sobre las pruebas contra Quiroga, se recordó que en la cuchilla y en el palo de amasar empleado para golpear a Bárbara, en las uñas de Marisol y Susana y en los lugares donde fueron agredidas (cocina, baño, comedor) fue encontrado el ADN del albañil.

Acerca de Martínez, los jueces entendieron que "la confirmación de la absolución se impone con sustento en no existir nada que lo incrimine ni directa ni indirectamente con el hecho endilgado".

"Amén de la situación sentimental (con Bárbara), Martínez ni bien comenzada la causa prestó colaboración con la investigación y, de las medidas y diligencias llevadas acabo en su vehículo, su domicilio y zonas adelañas, ningún vestigio se recolectó que lo lleve a su responsabilidad criminal", se remarca.

"Sus dichos en la inmediación, sumada a la pericia de VAIC, las testimoniales, entre otras de su hermano y vecinos, y descartados los dichos absurdos de Tagliaferro, permiten afirmar con total certeza que Martínez no estuvo en el domicilio del lugar de los hechos", añade el fallo.

Los jueces cuestionaron duramente al remisero y señalaron que "de la lectura simple de sus deposiciones a lo largo de la causa, surgen infinitas contradicciones" y tal como había establecido el TOC 3, "ha ido cambiando sus dichos".

"Evidentemente tenía un interés seguramente económico debido al ofrecimiento de recompensa realizado por el Ministerio de Justicia provincial que, casualidad o no, fue publicado justo luego de su primer declaración, la que fue acomodando posteriormente", dijo el juez Natiello en su voto.

Para los miembros de la sala IV, actuó sólo una persona en la masacre cometida en La Plata, ya que no hubo distribución de roles, es decir que mientras uno de los agresores atacaba a una de las víctimas, otro lo hiciera con las restantes.

Los jueces también tuvieron en cuenta que las pericias psicológicas y psiquiátricas efectuadas en la causa alejan todo móvil vinculado a la supuesta celopatía de Martínez hacia Bárbara y dieron por acreditado que la noche de los crímenes éste se hallaba en su casa y no en la de su novia.


Tags: cuádruple - femicidio - crimen - la plata - osvaldo - martínez - javier - quiroga - hiena - karateca - alito - casación - fiscal - álvaro - garganta - remisero - marcelo - tagliaferro