Tinta Judicial
Sábado 25 de Febrero de 2017

Un banco y un supermercado deberán indemnizar a un cliente asaltado

Balanza y martillo

El deber de seguridad en las relaciones de consumo bajo debate. La Cámara de Quilmes dispuso el pago de $ 320.000 a la víctima que quedó atrapada en el medio de un enfrentamiento armado cuando un delincuente trató de asaltar a la entidad crediticia

La Justicia ordenó a un supermercado y un banco a indemnizar con $320.000 a un cliente que quedó atrapado en el medio de un enfrentamiento armado, que se dio cuando un delincuente intentó asaltar la entidad financiera.

Los integrantes de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Quilmes determinaron que la entidad financiera demandada junto a un supermercado deberán indemnizar con 320.000 pesos al actor, quien sufrió heridas durante un intento de asalto.

Los jueces entendieron que los demandados no tomaron las medidas de seguridad necesarias para evitar o, en todo caso, repeler el evento. De esta forma se infringió el deber de cuidado que surge de las relaciones de consumo.

El juez Eleazar Abel Reidel recordó que “claramente dispone el art.42 de la Constitución Nacional que ‘los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos’”.

“Por otra parte, la Ley de Defensa del Consumidor establece que 'las cosas y servicios deben ser suministrados o prestados en forma tal que, utilizados en condiciones previsibles o normales de uso, no presenten peligro alguno para la salud o integridad física de los consumidores o usuarios'”, añadió el magistrado.

El camarista destacó que “el deber de seguridad consagrado en el art. 42 de la Constitución Nacional, que corresponde a la relación de consumo, comprende las obligaciones contractuales y extracontractuales por lo cual resulta indiferente discernir la naturaleza del vínculo que vincula al consumidor o usuario con el prestador del servicio”.

“En el caso, la víctima de autos ha sido un consumidor que habiendo transitado dentro del edificio propiamente dicho del supermercado y estando en la Sucursal bancaria existente en las instalaciones de aquél, fue primeramente tomado como escudo por un delincuente quién, conjuntamente con otros, al momento de perpetrar un robo en dicha sucursal, lo apartó y se tiroteó con un integrante de la Policía Federal, que casualmente estaba dentro de las instalaciones del supermercado”, aseveró el vocal.





Tags: banco - supermercado - indemnizar. cliente - deber - seguridad - quilmes