Tinta Judicial
Jueves 15 de Noviembre de 2018

Reabren causa a juez de La Plata por pedir coimas

Juez de Garantías, Guillermo Atencio

Guillermo Atencio, juez de Garantías de La Plata

Guillermo Atencio, titular del juzgado de Garantías 1 de La Plata, está señalado de pedir una suma millonaria en dólares para evitar que avance una causa por estafas a la obra social IOMA.

 

La reapertura de una causa para un juez Penal de La Plata aviva el fuego del escándalo en la capital bonaerense que aun no sale de su asombro por las revelaciones que se conocen casi a diario por la denominada “banda del juez”, en relación a la asociación ilícita que encabezaba el ex magistrado, César Melazo.

El nuevo escenario hediondo tiene como protagonista al actual titular del juzgado de Garantías 1, Guillermo Federico Atencio, quien fue denunciado por el fiscal Jorge Paolini, acusado de pedir coimas a ex funcionarios de la obra social IOMA para no detenerlos en el marco de una investigación por estafas a la obra social de los bonaerenses.

La causa había sido archivada por el fiscal de San Martín, Edgardo Ledesma, pero su superior, el Fiscal General de ese Departamento Judicial, Marcelo Lapargo, ordenó desarchivar las actuaciones y darle un nuevo impulso a la denuncia.

En la investigación de Ledesma, la supuesta testigo/imputada Paola Alayo desmintió al fiscal Paolini. De allí, que el juez pidió la destitución de Paolini, tras acusarlo de coaccionar a Alayo e incumplir con sus deberes de funcionario público. Le adjudicó al fiscal no impulsar la investigación por las coimas en IOMA durante el sciolismo porque los acusados no le contestaban sus pedidos de informe, en vez de solicitar allanamientos y otras medidas.

Atencio, en un escrito que presentó, afirmó que un funcionario del gobierno provincial le pidió una reunión para transmitirle “el profundo malestar que les causaba que no hubiera renunciado” a su cargo como juez, como se había “pactado”. Atencio detalló que ese emisario le dijo que el mensaje provenía de la jueza de la Corte bonaerense, Hilda Kogan; el procurador de la provincia, Julio Marcelo Conte Grand, y el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, según publicó el diario La Nación.

¿Cuál sería ese supuesto “pacto de impunidad”? Que renunciara como juez, a cambio del cierre de una causa por pedido de sobornos. Pero, según Atencio, él se había reunido con Kogan para transmitirle su “indignación” por la investigación que tramitaba en su contra y su “necesidad de que todo se aclarase”. Para entonces sí, completó, “poderme jubilar y retirarme sin que pese sobre mí sospecha alguna respecto de mi honestidad”.

Otro de los episodios que llamó la atención fue el llamativo traslado del fiscal Paolini: un día después de su denuncia contra Atencio lo obligaron a dejar la instrucción de las causas y fue corrido al área de juicios orales. Ese movimiento en el tablero del poder dentro de la justicia platense lo dispuso el Fiscal General de La Plata, Héctor Volgliolo, reconocido amigo del juez imputado.

El rol de Alayo es complejo. Está procesada en la causa de estafas en IOMA. Tuvo una salida elegante de la obra social. Atencio la acogió en su despacho como empleada. Y la filmó con una cámara oculta mientras husmeaba la causa IOMA.

La testigo/acusada primero aseveró que Atenció la envió como emisaria a pedir un millón y medio de dólares a sus compañeros de expediente para que la causa no avance. Luego se desdijo.

Esta historia tiene un final predecible. Más vacantes en el Poder Judicial de La Plata.

 

Tags: denuncia - atencio - paolini - alayo - ioma - coimas