Tinta Judicial
Viernes 22 de Junio de 2018

Crimen del fotógrafo: a juicio oral

Hugo Castillo biólogo detenido

Hugo Castillo, el biólogo acusado de matar al amante de su esposa

Se sospecha que el acusado asesinó al presunto amante de su ex esposa. La defensa apelará ante el tribunal de Alzada

El crimen de un fotógrafo ocurrido en La Plata será ventilado en juicio oral y público ya que el juez de Garantías del caso avaló la investigación del fiscal Marcelo Romero y elevó el expediente a debate, aunque la defensa tiene la instancia de apelación ante la Cámara Penal por lo que el resolutorio no está firme, detallaron fuentes del caso a Tinta Judicial.

El acusado es Hugo Castillo, de 52 años, quien está señalado de ser el autor de los dos disparos que mataron a Alfredo Galeano, de 39 años, en un hecho ocurrido el 10 de junio de 2014.

Ese día, el fotógrafo estacionó su automóvil frente a su casa, ubicada en las calles 37 entre 3 y 4 de La Plata, donde lo aguardaba su esposa y sus dos hijos.

Según establecieron los investigadores, tras descender del vehículo, el fotógrafo recibió dos balazos por la espalda que le ocasionaron la muerte en el acto.

Por el homicidio quedó detenido Castillo ante la sospecha de que mató a Galeano al creer que él y su ex mujer, Marcela Kauffman, eran amantes.

Los pesquisas establecieron que Castillo comenzó a "vigilar" los movimientos del fotógrafo, algo constatado por el análisis de los teléfonos celulares de la víctima y su presunto victimario "cuyas señales se superponen en la misma banda geográfica y horaria".

El juez de Garantías platense, Juan Pablo Massi, elevó la causa a juicio y se espera que próximamente se sortee el Tribunal que tendrá a su cargo juzgar a Castillo.

Celo infernal: “Le investigó el celular a su mujer y contactó a la víctima”

Tinta Judicial tuvo acceso a la causa penal, en la que se dio por acreditado que “el 10 de junio de 2014, a las 23.00 horas aproximadamente, en calles 37 entre 3 y 4, (el imputado Castillo) mató a Alfredo Misael Galeano -quien fue abordado cuando arribaba a su domicilio- descerrajándole dos disparos con un arma de fuego de grueso calibre y por la espalda, que ocasionaron, instantáneamente, su deceso”.

Ello se comprueba mediante los siguientes elementos:

-Declaración de la esposa del fotógrafo, María Eleonora Ferrario, quien detalló cómo se desarrollaron los últimos días de la víctima, su estado de ánimo, sus deseos de mudar de domicilio y su decisión de iniciar alguna disciplina de defensa personal.

-El testimonio de C.P de siete amigos y el hermano de Galeano, quien revelaron las relaciones sentimentales paralelas que mantenía con habitualidad y su apreciación respecto de cuál sería el móvil del homicidio.

-La pericia balística practicada que determinó que los proyectiles extraídos de la operación de autopsia se corresponden con el calibre .357 o .38 (un calibre manejado por el arma del imputado).

-El testimonio de la ex esposa de Castillo, Marcela Alejandra Kaufmann, de cuya unión nacieron dos hijos.

-Del número de teléfono del imputado se realizó una llamada telefónica de seis segundos al teléfono de la víctima el día 31 de mayo a las 09.55 horas.

-En la agenda del teléfono de la víctima, surge en el número 82 registrado el teléfono de la esposa del imputado como “Marcelo Gobernación”.

-Surgen llamadas telefónicas entre Kaufmann y la víctima ese día 31 de mayo, a las 12.39 hs. 12.56 hs., 12.57 hs. y 17.21 hs.

-El 31 de mayo, cuando el imputado llamó al fotógrafo Galeano, ese fue el día de su separación con Kaufmann y retiro del hogar conyugal. Se infiere que lo llamó para amenazarlo.

El superior jerárquico de Castillo, en el ministerio de Asuntos Agrarios, declaró que Castillo había pedido tres días de licencia.

Una compañera de trabajo de Castillo, dijo que él sospechaba de su mujer, le había investigado el celular y su muro de Facebook y que sabía que le era infiel. Le llegó a decir “yo siempre ando calzado, soy capaz de poder tirarle un tiro a alguien sin quedar comprometido con la justicia”. También decía que había tenido varias causas penales y que sabía manejarlas.

Después de la fecha del homicidio, Castillo tomó una licencia con “expectativa de trabajo en el exterior”.

Otro compañero de trabajo del imputado dijo que lo vio con el chip del teléfono de la ex mujer y una lista de nombre con los que averiguaba con quién lo había engañado. Como se quedó sin crédito, pidió otros dos teléfonos a otros dos compañeros. Esas llamadas quedaron registradas en la pericia telefónica cuando se comunicaron al teléfono de la víctima. “Castillo esos días estuvo como loco, estaba  desesperado tratando de averiguar quién era el amante de su mujer”, declararon los testigos.

Además otro oficinista dijo que por esos días (a principios de junio) Castillo llevaba un arma de fuego en su camioneta, abajo del asiento del acompañante.

El informe de operación de autopsia practicada sobre la víctima, arrojó que sufrió el impacto de dos proyectiles de arma de fuego,  a una distancia mayor a los cincuenta centímetros, de derecha a izquierda, de arriba hacia abajo y de atrás hacia adelante. Fue atacado por la espalda.

De los llamados previos a la víctima surge “el control, espera y acechos desplegados por el imputado”; y “la exacta coincidencia de la ubicación de Castillo (en razón de las comunicaciones captadas por las antenas desde su celular) en el momento del homicidio”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags: crimen - fotógrafo - alfredo - galeano - biólogo - hugo - castillo - juicio - oral - celos - amante - pasional - ajuste - cuentas - fiscal - marcelo - romero - juez - juan - pablo - masi