Tinta Judicial
Viernes 22 de Junio de 2018

Sobreseen a modelo que culpó a médico de abuso

Natalia Blanco

Natalia Blanco, la modelo que denunció a un médico de La Plata por "abuso"

La Cámara penal de La Plata declaró libre de culpa y cargo a Natalia Blanco que había denunciado a su ginecólogo Omar Molina Ferrer. El caso se conoció porque lo filmó y el video se viralizó en la redes

Natalia Blanco, la modelo que hace dos años filmó con cámara oculta y denunció a un conocido ginecólogo por haber abusado sexualmente de ella en su consultorio y terminó detenida, acusada por el mismo médico de “extorsión” quedó este lunes sobreseida por la justicia penal de La Plata, confirmaron fuentes del caso a Tinta Judicial.

En la filmación se ve al médico de 84 años de edad, que se le tira encima, la besa y mueve sus caderas y la manosea mientras ella le pide que no siga.

El fallo fue dictado por la Sala II de la Cámara de Apelaciones y Garantías, con los votos de los jueces Ricardo Szelagowski y Laura Lasaga.

Por esa acusación cruzada, de abusada a supuesta extorsionadora, llevó a la modelo platense  a estar imputada desde mayo de 2012. Incluso al comienzo de la investigación permaneció varios días detenida.

En el video que se viralizó entonces por redes sociales y canales de televisión se veía al ginecólogo, arrojarse libidinosamente sobre el cuerpo de Natalia Blanco en la camilla del consultorio ginecológico.

Pero sería el hijo del médico sindicado por abuso sexual que denunció a la modelo por tentativa de extorsión. Esa causa incluso había sido elevada a juicio por el juez de garantías Juan Pablo Masi a pedido del fiscal Marcelo Martini, quien llevó adelante la investigación por el delito de tentativa de extorsión.

El hijo –también médico- del ginecólogo con el patrocinio del abogado Alfredo Gascon dijo que Natalia Blanco les había pedido dinero para no difundir a la prensa y a su familia lo que había ocurrido un consultorio del Sanatorio Argentino, en 56, entre 12 y 13.

El fiscal Martini a su vez archivó en su momento la denuncia realizada por la paciente contra el médico Omar Molina Ferrer por presunto abuso sexual. Fuentes judiciales indicaron que esa causa fue luego reabierta y ahora la sobreseida modelo podrá accionar en el rol de particular damnificada.

La misma Cámara que ahora sobreseyó a Natalia Blanco fue la que dispuso su a libertad en 2012 al anular el testimonio de dos abogadas que fueron testigos de identidad reservada de los médicos por violación de secreto profesional.

Los camaristas Lasaga y Szelagowski, concluyeron que esas declaraciones (pertenecían a dos abogadas platenses, madre e hija) no son válidas porque violaron el secreto profesional. Eran las  abogadas que Natalia Blanco había ido a consultar por el caso y las profesionales decidieron no tomar el caso.

“Ninguna duda cabe que se trató de una consulta profesional amparada por la prohibición de revelar secretos que” la legislación vigente “impone a los abogados”, esgrimió Lasaga en su voto.

“La reserva es un derecho que tiene quien busca asistencia en el asesoramiento de un profesional, desde el primer momento en que se presta a solicitar sus servicios, -en el marco de una relación de confianza-, y un deber de quien lo presta, por el propio ámbito de reserva en el que se desenvuelve el ejercicio profesional de la abogacía que aquí se analiza”, detalló la camarista.

La jueza remarcó que un ningún pasaje de la causa consta la autorización de Blanco hacia las abogadas para relevarlas de mantener secreto profesional. “Quienes brindaron la información debieron abstenerse de prestar declaración sobre los hechos secretos conocidos en virtud de su profesión de abogadas”, concluyó Lasaga.

A su turno el juez Szelagowski compartió los fundamentos de su par y agregó que “no hay norma positiva alguna que obligue al abogado, que recibe una consulta en su condición de tal, a denunciar o a testimoniar sobre hechos que quien acude a él le revelara en ese marco de estricta y necesaria confianza”.

Szelagowski también argumentó que en esta causa “tampoco se advierte que mediara un estado de necesidad, en cuya base debe haber un interés de conjurar o impedir una situación de peligro que pueda ser evitado de otro modo”.

Con estos fundamentos en mano, entre otros, la Sala II de la Cámara sobreseyó a Natalia Blanco al considerar que no se pudo probar el presunto intento de extorsión contra el médico Omar Molina Ferrer, a quien filmó en una consulta médica y en las imágenes se ve cómo el profesional se abalanza sobre la paciente y comienza a mover sus caderas.

En su declaración ante el fiscal Martini, contó que ella debía operarse por un problema de salud en la vesícula y llevó sus fotos de Facebook con la idea de que el profesional le indique dónde le podrían quedar cicatrices.

"En el momento en que el médico me pide que le muestre las fotos, me empieza a decir groserías, que era una pícara, una perra, y luego me invita a ir a la camilla para indicarme dónde iban a ser las incisiones", detalló entonces la denunciante. "Cuando estábamos sentados en el escritorio, él me da un beso, yo me quedé quieta, no dije nada, me quedé dura. No preveía esa situación, quería grabar el abuso para que esto no le pase a nadie más", remarcó Natalia Blanco.

Ella también aseguró que Molina Ferrer le manoseó los pechos y la vagina pero por arriba de la bombacha. "Luego se sube arriba mío y empieza con movimientos pélvicos", precisó. "Ya no podía tener confianza en él, ya que, si me hacía eso en un consultorio, qué me podría pasar en una sala de operaciones”, indicó Blanco.

 

Tags: natalia - blanco - modelo - denuncia - médico - abuso - omar - molina - ferrer - sobreseída