Tinta Judicial
Sábado 22 de Septiembre de 2018

Secuestro y crimen de María Laura Álvarez: requisitoria de juicio oral

María Laura Álvarez

María Laura Álvarez tenía 22 años cuando fue secuestrada y asesinada

Fue realizado por el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta y Tinta Judicial accedió en exclusivo

FORMULA REQUISITORIA DE ELEVACIÓN A JUICIO.

Sr. Juez de Garantías:

JUAN CRUZ CONDOMI ALCORTA, Agente Fiscal Titular de la Unidad de Instrucción y Juicio Nro. 5 del Departamento Judicial de La Plata, en el marco de la IPP 00-00100555-01, que se les sigue a Incio Chepeyquén Wilfredo Percy y otros por el delito de Homicidio Agravado por el concurso de dos o más personas – Secuestro Extorsivo”, RESPETUOSAMENTE expongo:

I- OBJETO:

Que al contar con elementos suficientes para el ejercicio de la acción penal, vengo por la presente a solicitar la elevación a juicio de la presente causa, de conformidad con lo normado en los arts. 334 y 335 del C.P.P., con relación a WILFREDO PERCY INCIO CHEPEYQUÉN,  MAYRA INCIO LORETTO y VICTOR HUGO CISTERNA.

II- MATERIALIDAD ILÍCITA:

Se acredita legalmente en autos que  el día 8 de noviembre de 2000, alrededor de las 14:10hs. en las inmediaciones del domicilio de la calle Colombia 5170 de la localidad de Isidro Casanova, un grupo de sujetos de sexo masculino y femenino, privaron de la libertad a María Laura Alvarez, con fines de exigir rescate dinerario; produciéndose llamadas a los parientes directos con el objeto de obtener el botín y al no alcanzar sus objetivos deciden cegar la vida de la misma en las proximidades de la ciudad de La Plata.

Que ello surge de los elementos colectados en  autos, a saber:

1) Proveído de la Justicia Federal de donde surge la noticia criminis del injusto de marras, obrante a fs.1, adviértase que del mismo ya surge la privación ilegal de la libertad de María Laura Alvarez, los llamados extorsivos al domicilio de la familia de la nombrada y la entrega de 30000 pesos como rescate.

2) Copia fiel de la denuncia de Adoración Gutiérrez, donde pone en conocimiento el secuestro de la víctima de autos y el pedido de treinta mil pesos como rescate por su vida, obrante a fs.3 a 5.

3) Declaraciones de Eduardo Alvarez.

4) Copia fiel de la declaración testimonial prestada por el Comisario Rubén Seisdedos, obrante a fs.7,  que refiere que el llamado telefónico del 9 de noviembre de 2000, alrededor de las 00:20 horas, dirigido a la finca de la familia Alvarez fue cursado desde el abonado 4602-8448, perteneciente al domicilio de la calle Montiel 4975, 1er. Piso A de la Capital Federal, residencia de la sra. Elida Disopra.

5) Transcripciones de los llamados telefónicos extorsivos acaecidos el día 9 de noviembre de 2000 a las 10:44, 10:50 y 11:04 horas, a través de los abonados 4466-3163 y 4466-3282, correspondientes a los teléfonos públicos ubicados sobre las calles Lezcano 6213 y Cristianía 3005 de la localidad de Isidro Casanova donde surgen las exigencias formuladas por las secuestradoras.

6) Informes correspondientes a los abonados 4485-2188, correspondiente a la familia Alvarez y 4602-8448 perteneciente a la finca de la calle Montiel, elaborados por la DAIC del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

7) Copia fiel del Acta de Procedimiento, aprehensión y secuestro, obrante a fs.13 a 19, ratificada por el personal policial interviniente, ésto es, declaraciones testimoniales del Oficial Principal Gabriel Lencina, que luce en copia fiel a fs.11/12 y del Comisario Inspector Daniel Humberto Vega de fs. 22/23.

8) Desgrabación de los microcassettes correspondientes a la intervención telefónica del abonado 4485-2188, perteneciente al domicilio de la víctima de fs.29 a 32.

9) Acta de procedimiento del hallazgo del cadáver de María Laura Alvarez.

10) Actuaciones de fs. 883/901.

III- CALIFICACIÓN LEGAL:

En cuanto a la calificación legal, los hechos deben ser encuadrados en la figura de “Secuestro Extorsivo en concurso real con Homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas (art.80 inc.6) y para asegurar su impunidad en los términos de los arts.45, 46, 55, 170 y 80 incs. 2 y 6 del Código Penal”.

IV- AUTORÍA Y RESPONSABILIDAD:

Que de las probanzas reunidas en autos, resultan ser coautores penalmente responsables del hecho precedentemente descripto y calificado, WILFREDO PERCY INCIO CHEPEYQUÉN, peruano, casado, médico, DNI 92.017.265, con domicilio en calle Portugal Nro.1906 de Casanova, La Matanza, nacido el 5 de julio de 1949 en Lima, Perú; MAYRA GRACIELA INCIO LORETTO, argentina, 31 años, enfermera, domiciliada en Cordero Nro. 6426 de La Matanza, casada, DNI 27.268.399, hija de Wilfredo Percy Incio Chepeyquén y de Ramona Abilia,  dada su participación necesaria en los mismos, en tanto que  VICTOR HUGO CISTERNA, argentino, casado, 49 años, DNI 14.548.902, domiciliado en calle Bruselas Nro. 1396 de Isidro Casanova, Pdo. de La Matanza, vendedor ambulante, hijo de Juan Carlos y de Catalina Abregú, como partícipe secundario por haber cooperado  de otro modo con la ejecución del hecho (arts.45 y 46 del Código Penal).

De lo actuado surge legalmente acreditado que Wilfredo Percy Incio Chepeyquén aprovechándose de la relación sentimental que mantenía con María Laura Alvarez, víctima de autos, logró manipular a la misma y obtener información confidencial respecto a la existencia  de un importante plazo fijo en dólares que la citada Alvarez tenía junto a su padre en la Sucursal  Ramos Mejía del Banco Francés.

Que con  dicha información en su poder, y teniendo en cuenta la fecha de vencimiento del citado plazo fijo, Wilfredo Incio Chepeyquén instigó a su concubina Elida Disopra a  realizar materialmente el secuestro de María Laura Alvarez, con el propósito  de exigir un rescate dinerario que debía ser satisfecho por los familiares de la víctima con el producido del plazo fijo mencionado.

Que Wilfredo Incio Chepeyquén participó activamente en los preparativos del hecho, comprometiéndose en el plan delictual de secuestro extorsivo ejecutado materialmente por los autores inmediatos del mismo. A fines de evadir su responsabilidad, urdió una maniobra que le permitió ausentarse del país al momento de acaecer el hecho ilícito; contando, no obstante, con que el injusto de autos sería materialmente cometido por su concubina, su hija y demás partícipes.

Que el secuestro de María Laura Alvarez y las posteriores llamadas extorsivas dirigidas a su padre al domicilio familiar no pudieron tener lugar sin la participación activa del imputado Wilfredo Incio Chepeyquén y su hija Mayra Graciela Incio Loretto, toda vez que sólo ellos contaban con la información referida a la víctima de autos, proporcionando el número de teléfono y dirección para la comisión del mismo. Sin esta estrecha relación que tenía el primero con la víctima, y la relación de amistad de su hija con María Laura Alvarez, es claro que el hecho nunca hubiese acontecido.

Que la víctima de autos María Laura Alvarez y su padre poseían un plazo fijo en el Banco Francés sucursal Ramos Mejía, tratándose de una suma de dinero importante al momento del hecho (dólares 28.000), la cuál provenía de la venta de la  propiedad familiar del matrimonio de Adoración Guitiérrez y Eduardo Alvarez, los progenitores de la víctima, y que equivalía en valores de la época a un departamento mediano en la zona oeste del Gran Buenos Aires. Es importante destacar que el plazo fijo en cuestión se hallaba a nombre de la víctima de autos y de su padre, encontrándose ambos facultados en forma indistinta para operar sobre el mismo, debiendo resaltarse lo atinente a la fecha de vencimiento y  eventual renovación de dicho instrumento, el cual caducaba el día 9 de noviembre; resultando que el secuestro de María Laura Alvarez tuvo lugar el día anterior, el 8, proporcionando a las captoras el tiempo necesario e indispensable para extorsionar al padre de la citada, evidenciándose así  de las llamadas coactivas efectuadas, que las secuestradoras sabían de la existencia del plazo fijo; y más aún, conocían la circunstancia de que el padre de la víctima se  encontraba habilitado por sí solo a retirar el dinero invertido en el mismo; y que la fecha de vencimiento del instrumento era el día 9, lo cuál les permitía a los autores del hecho exigir la entrega del dinero en forma casi inmediata en relación al momento de producido el secuestro, sin la necesidad de prolongar en el tiempo la retención de la víctima con el consiguiente riesgo de ser habidos por las autoridades judiciales y policiales. Todas estas “casualidades” no son tales. Es un perfecto plan ideado por quien mejor conocía de todos a la víctima, quien ejercía sobre la misma un control psicológico y sentimental, abusando de la vulnerabilidad psicológica de la misma como de su corta edad: Wilfredo Percy Incio Chepeyquen.

Que la sana y recta interpretación integral de la prueba existente en relación a la vinculación temporal existente entre el  acaecimiento del secuestro y  el vencimiento del plazo fijo en cuestión, los cuales se producen en días sucesivos, no ofrece dudas respecto a que la elección del día del secuestro estuvo ligada a la del vencimiento del instrumento de inversión mencionado precedentemente, y que a los fines de dicha circunstancia fue decisivo el aporte del imputado Incio Chepeyquén, única persona fuera del ámbito familiar de la víctima que conocía esta reservada información que la familia Alvarez resguardaba con celo y discreción. Suponer que la mencionada secuencia temporal aludida es fruto del azar nos colocaría en el terreno del absurdo. El viaje al extranjero del encartado Chepeyquen tampoco es una coincidencia. Como tampoco lo es que lo haya realizado con una persona que a la postre le serviría de coartada: Elena G. Polakowski. Otra víctima más del talento evidenciado por el encartado para manipular a su antojo a las mujeres con las que se vinculaba sentimentalmente.

Que el imputado W. Incio Chepeyquén presentaba dificultades económicas al momento de producirse los hechos sub-examen, debiendo merituarse a dichos fines, la prenda sobre el automóvil VW Gol propiedad del nombrado Chepeyquén que fue utilizado en el secuestro, las llamadas cursadas por el Banco Francés al celular del citado y al domicilio de Disopra, que verosímilmente pudieron obedecer a un descubierto o atraso, destacándose que tiempo después -año 2002- se informa de un embargo trabado por dicha entidad bancaria sobre el mencionado Chepeyquén. Por último, ligado a las consideraciones anteriormente vertidas, deben considerarse las dificultades económicas por las que atravesaba la clínica San Cayetano, lugar donde el imputado desarrollaba buena parte de su actividad profesional como médico.

Que Incio Chepeyquén no tuvo dificultades en preveer que las pesquisas a que daría lugar el delito que pergeñara, llevarían a establecer su posible responsabilidad en el hecho; por tal motivo aprovechó la ocasión que le brindaba el cumpleaños de su madre para viajar a la República del Perú, hallándose así fuera del país al momento de producirse el injusto de autos, construyendo de tal forma la coartada perfecta para garantizar su impunidad. Que no obstante ello, del testimonio del Sr. Lazarte, surge que al enterarse del homicidio del que había sido víctima Maria Laura Alvarez, W. P. Incio Chepeyquén formuló manifestaciones frente a la mujer que lo acompañó en su viaje al Perú,  de las que se puede inferir que conocía las intenciones de su concubina Disopra y que incluso temía por su propia libertad dado que evaluaba la posibilidad de quedar detenido por el hecho al regresar a la Argentina.

Que las manifestaciones del citado Lazarte permanecieron incólumes, aún confrontadas que fueron en la diligencia de careo oportunamente dispuesta con la declaración de la testigo Polakowski. Las manifestaciones de esta última resulta evidente su intención de amparar y favorecer la situación procesal de W. P. Incio Chepeyquén, con quien mantenía una relación sentimental y que sigue manteniendo en la actualidad, ocultada primigeniamente por la testigo en oportunidad de declarar por primera vez en el marco de la presente: clave indicio de mendacidad de la misma que deberá ser valorado plenamente en la etapa de juicio. Asimismo, adunado a ello, debe considerarse que la propia Polakowski  reconoce que cuando fue convocada a testimoniar consultó con el abogado del mencionado W. P. Incio Chepeyquén. Por último, es dable merituar  a este respecto,  que Polakowski reconoce el contexto y las circunstancias en las que habló del hecho de autos con Lazarte, poniendo especial énfasis en contradecir las manifestaciones de éste en todo lo que pudiere comprometer a W. P. Incio Chepeyquén.

Que asimismo Mayra Incio Loretto participó activamente en la comisión del injusto de autos, habiendo sido incluso señalada espontáneamente por las secuestradoras en el momento de ser detenidas, resultando evidente que la misma contribuyó con su padre en la manipulación psicológica de la víctima, con quién trabó una relación de amistad, que posteriormente negó en ocasión del juicio y ulteriores declaraciones, constituyendo dicha mendacidad un claro indicio de autoría. Su intento de ajenizar la relación que tenía con la víctima es un claro elemento confirmatorio de su participación en el hecho.

Que de las declaraciones vertidas por el personal policial que participó en las detenciones de Disopra y Orellana, resulta acreditado que la primera de las mencionadas formuló espontáneamente manifestaciones de las que se acrddita en forma evidente la participación de Mayra Incio Loretto en el injusto investigado en autos, debiendo ser valorada la fuerza convictiva de dichas afirmaciones en plena etapa de debate.

También aduno a ello, que resulta probado con la certeza que esta etapa procesal requiere, que la mencionada Mayra Incio Loretto quedó a cargo del celular de su padre cuando el mismo viajó a la República del Perú, y que no obstante que judicialmente lo negó, utilizó dicho celular. Que asimismo, mantuvo informado a su padre sobre el injusto de autos.

Que de las propias manifestaciones de la víctima en ocasión de hablar con su padre mientras se hallaba secuestrada, refiere claramente que existían varias personas involucradas en el hecho, tratándose de al menos 4 ó 5 personas.

Que desde un primer momento los progenitores de la víctima tuvieron una sospecha fundada sobre la participación de W. Incio Chepeyquén en el hecho, que incluso el padre de la víctima llegó a indagar al respecto a la víctima cuando los autores del hecho lo comunicaron telefónicamente para darle la prueba de vida de su hija, quién inicialmente se manifestó avalando la sospecha de su padre (según surge de testimonial de  fs. 119/122), aunque luego de las desgrabaciones de las comunicaciones telefónicas intervenidas con motivo del secuestro de marras, surge que frente a las renovadas y crecientes sospechas de su padre, la víctima de autos intentó desvincular del hecho al imputado W. P. Incio Chepeyquén, pero debe tenerse presente la circunstancia en que la víctima formuló la mencionada declaración exculpatoria, toda vez que además de encontrarse coaccionada por sus captoras, María Laura Alvarez se hallaba evidentemente manipulada por el nombrado Chepeyquén, con quien la separaba una gran diferencia de edad, y de quien seguramente tenía una visión idealizada, surgiendo de las propias circunstancias del secuestro que a la citada Alvarez le seguía interesando la relación con Incio Chepeyquén, dado que incluso falsas incidencias sentimentales con relación al mismo fueron el ardid que utilizaron sus captoras para engañar a María Laura Alvarez y retirarla de su hogar, para luego retenerla ilegítimamente. Que respecto a Víctor Hugo Cisterna, resulta acreditado en autos que él mismo mantenía una relación de confianza con Disopra y Orellana, habiendo mantenido relaciones sentimentales con ambas mujeres en forma sucesiva, compartiendo el lugar de trabajo con la primera de ellas. Que surge indubitablemente probado que el citado Cisterna prestó un auxilio a los autores del hecho en materia logísitica, dado que trasladó para poner a resguardo el autómovil que fuera empleado para retirar a María Laura Alvarez, engañada, de su domicilio familiar. Que es dable señalar que la llamada telefónica realizada desde el teléfono público próximo al domicilio de la novia de Cisterna, donde él se encontraba, a la casa de Disopra, dónde se hallaba secuestrada María Laura Alvarez, durante la noche de acaecimiento del injusto de autos; constituye un claro indicio de oportunidad respecto de la responsabilidad de Víctor Hugo Cisterna en el hecho investigado, dado que de las ciurcunstancias de llamado en cuestión se infiere que el mismo tuvo el propósito de reportar el cumplimiento del cometido dado por los autores del hecho a Cisterna, que en dicha forma es que cooperó en la ejecución del hecho.

Que de todas las probanzas colectadas en autos y cuyo análisis se efectuara precedentemente, resulta acabadamente justificado que la participación y responsabilidad penal de los encausados sea debatida en el amplio y adecuado marco del Juicio Oral reglado por el sistema procesal penal de nuestra Provincia.

Que no obsta a la pretensión “ut-supra” referida la libertad por falta de mérito con la que fueran favorecidos los imputados de autos por el decisorio de la Excma. Cámara de Apelación y Garantías del Departamento Judicial de La Plata.

“….la libertad por falta de mérito en nuestro ordenamiento provincial (art. 320) no se encuentra ligado al “mérito” de la imputación, sino con la suficiencia o insuficiencia de elementos a efectos del dictado de una medida de coerción personal.

Es por ello que nada obsta a que el sujeto inicialmente beneficiado por el dictado de tal resolución en el ámbito Provincial, sea llevado a juicio oral, previo a cumplimentar las exigencias procesales de la etapa de control de la imputación….”

Sala Tercera del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa Nº 13.921 (Reg. de Presidencia Nº 44.358) caratulada “O. G., P. A. R. s/ Recurso de Casación” y acum. Nº 13.907 (Reg. de Pres. Nº 44.243) “M., C. M. s/Recurso de Casación”, rta. 26 de octubre 2011.

Ello se acredita con las siguientes constancias de la causa, a saber:

Copia fiel de la denuncia de Adoración Gutiérrez obrante a fs.3/5: “…Que el día 1ro. de noviembre, su hija a pesar de estar distanciado con Wilfredo, éste le había mandado unas flores por su cumpleaños, y le manifestó que el día 2 de noviembre viajaba a la República del Perú, por el cumpleaños de su madre....”

“...Preguntada por la prevención si le consta que su ex marido tendría depositado en algún banco un plazo fijo, manifestando que sí, más precisamente en el Banco Francés sucursal Ramos Mejía, ubicado en la calle Güemes del lado de Avenida Gaona consistente en la suma aproximada de $30.000 (treinta mil pesos), cuyo dinero era el producto de la venta de un dúplex de tres ambientes, que tenían en Villa Luzuriaga...”

“... Que asimismo quiere dejar constancia que su ex marido en la fecha entre otras cosas le manifestó, que alrededor de las 18:30 hs. aproximadamente recibió un llamado del Banco Francés, donde le ponían en conocimiento que en el día de mañana 09-11-00 se vencía el plazo fijo y le consta que el plazo fijo también estaba a nombre de su hija María Laura...”

Copia fiel de la declaración testimonial del suboficial Osvaldo Rubén Seisdedos (fs.7): “... Desea poner en conocimiento de esta preventora que la fecha a eso de las 00:20hs. en el domicilio de la víctima sito en calle Colombia 5170, se recibió un llamado telefónico al abonado 4-485-2188, mediante el cual solicitaban la preparación de una suma de dinero...”

Copia fiel de la declaración testimonial que luce a fs.11/12, correspondiente a Gabriel Angel Lencina (personal policial): “... es así que de inmediato la mencionada DISOPRA, se muestra nerviosa y seguido, rompe en llanto para manifestarle en forma textual al dicente “SOY UNA ASESINA.. CON GRACIELA Y MONICA NOS LLEVAMOS A MARIA LAURA LA MATAMOS Y LA QUEMAMOS EN LA PLATA” (sic).. Que consultado al magistrado interviniente por vía telefónica se solicita autorización para proceder a la requisa de esta persona y del rodado.. y otorgada la misma se procedió al secuestro de los distintos elementos que se encontraban en el interior del rodado, dejando expresa constancia que entre dichos elementos se hallaba en especial la hoja de color verde que en la parte superior tenía escrito el teléfono 4-485-2188...”.

Copia fiel de acta de procedimiento de fs.13/16.

Copia fiel de declaración testimonial de fs.20 de Jesús Vicente Vega (personal policial): “... Se constituyó en el domicilio de la víctima Laura Álvarez, sito en calle Colombia 5170 de Casanova, lugar con medios propios y la anuencia del progenitor de la víctima, Eduardo Álvarez... procedió a conectar a la línea telefónica del domicilio, abonado 4-485-2188 un grabador marca Aiwa con el fin de proceder a la grabación de las comunicaciones que se llevaran a cabo...”

“... Pero su hija no hizo caso y se retiró igual y que posteriormente siendo las 17:40hs. aproximadamente había recibido un llamado telefónico de parte de una persona de sexo femenino quien le manifestó que si quería ver viva a su hija fuera al día siguiente al banco y sacara el dinero;  haciendo referencia presuntamente a un depósito a plazo fijo de poco más de $28.000 que vencía al día siguiente... Que siendo las 00:19hs. y ya en presencia del declarante, … y al ser atendido por el sr. Octavio, del otro lado de la línea, la víctima le dice que le diera con su padre y ya al teléfono el mismo, ésta le comenta que sacara el dinero del banco y que se lo diera a estaspersonas si quería verla con vida, diciéndole entre otras cosas que no radicara ninguna denuncia, que los autores del secuestro eran cuatro o cinco personas y que cuando regresara al día siguiente no le hiciera preguntas..”.

Copia fiel de declaración testimonial de fs.22/23 de Daniel Humberto Vega (policía): “... Y que es así que la mencionada DISOPRA se muestra nerviosa comenzando inmediatamente a llorar y que logra escuchar que le manifiesta en forma textual al Oficial Principal Lencina SOY UNA ASESINA CON GRACIELA Y MONICA NOS LLEVAMOS A MARIA LAURA LA MATAMOS Y LA QUEMAMOS EN LA PLATA (sic)... Que desea dejar expresa constancia de elementos hallados como ser una hoja de color verde que en la parte superior tenía escrito el teléfono 4-485-2188...”

Copia fiel de desgrabaciones telefónicas de fs.30/32, 194/197 y 229/238.

Declaración testimonial de María Auxiliadora Edwards de fs.37/39: “... Que también en el lugar trabajaba otra persona a quien conoce por el nombre de VICTOR HUGO CISTERNA, llamado en forma habitual como HUGO, quien atiende un kiosco existente dentro de la santería , sabiendo que el mismo no paga alquiler como así también tiene conocimiento que el mencionado Hugo hace tiempo a la fecha, mantuvo una corta relación sentimental con Elida...”

“... Que sabe que la misma estuvo unida durante once años con un médico de origen peruano, a quien la deponente conoce y trató, creyendo que se llama Incio Persy, del cual desde hace ocho meses a la fecha se encuentran separados, debido a que el mismo se encontraba saliendo con una chica a quien Elida llamó por el nombre Laura, siendo una joven de unos veinte años a quien la dicente nunca conoció, recuerda que cuando le hizo este comentario se refería a esta joven con mucha bronca, profiriendo insultos como ser “A ESTA HIJA DE PUTA DIOS LA VA A  CASTIGAR POR SACARME EL MARIDO” (sic)...”

“... Preguntada para que diga si conoce a otras personas con afinidad a Elida, manifiesta que sabe que posee una amiga que la visitaba en el primer período que la deponente comenzó a trabajar con Elida a quien conoce por el nombre de GRACIELA, ignorando demás datos, sabiendo que se domicilia por la Avda. Don Bosco, ignorando la localidad, como así la mencionada Graciela en ese período era la novia del mencionado HUGO...”

“... y regresando Elida al negocio promediando las 19:15hs., haciéndolo sola y con el mismo automóvil que cuando llegó enseguida se dirigió a HUGO, dándole las llaves del auto de Graciela y manifestándole que se lo llevara a la casa de la madre de la mencionada, ya que ésta se encontraba en el domicilio de Elida, indicándole que el rodado estaba estacionado a la vuelta del negocio, donde se quedaron tomando unos mates hasta las 20 hs. Aproximadamente como para luego la dicente manifestarle a HUGO que si de paso la podía llevar a la deponente a su casa, antes de entregar el auto, razón que se dirige juntamente con HUGO hasta el rodado, viendo que se trataba de un auto chico color azul, no pudiendo manifestar la marca del mismo ya que desconoce de autos ... Que continuando con el relato HUGO lleva a la dicente hasta su casa … Que como expresara la dicente se bajó en su domicilio y HUGO se retiró con el auto hacia la casa de la madre de Graciela para dejar el mismo, como le indicara Elida...”

Declaración testimonial de fs.49/50 de Juan Donato Covatta: “...quien le comentó que se encontraba separada de un médico de nacionalidad peruana y que éste estaba de novio con una chica de veinte años...”

“... manifiesta que en razón que en una oportunidad la vio preocupada y llorando, donde el dicente le preguntó qué le pasaba y ésta le realizó el comentario como así también le dijo textualmente el peruano viene uno o dos días el fin de semana, para luego marcharse (sic), y que no se podían arreglar en razón que salía con la chica de veinte años...”

“... Que quiere aclarar que la señora Elida siempre se encontraba afligida, siendo el único tema de conversación que el marido la había dejado por una chica de veinte años...”.

Acta de secuestro de fs.97/101.

Copia fiel de la declaración testimonial de fs.118/122 de Eduardo Alvarez, progenitor de la víctima: “... Que así las cosas es que hace cosa de unos dos meses a la fecha el deponente toma conocimiento que María Laura tenía una relación sentimental con una persona, y al querer saber de quién se trataba, ella eludía la situación o respondía de malas maneras, pero que la misma databa a ese momento de unos diez meses...”

“... Dada tal relación, el compareciente estaba atento a los movimientos de su hija y en especial de los llamados a su domicilio 4-485-2188, ya que desde la misma época en que su hija había empezado a salir con este sujeto habían llamadas telefónicas al mismo y que cuando eran atendidas por su persona nadie contestaba... Que respecto a otras llamadas dice que en varias ocasiones atendió llamados de una persona del sexo femenino que se identificaba como Andrea con una voz muy de nenita y que ésta si preguntaba por María Laura, el deponente le pasaba las llamadas y luego de que su hija terminaba de dialogar con ésta que dijo ser ANDREA, se queda muy nerviosa y que positivamente le contaba cosas que la ponían muy mal anímicamente y que podrían estar relacionadas con comentarios acerca de la persona del novio de su hija, es decir este señor Incio...”

“... Que luego ya siendo aproximadamente entre las 14 y las 14:15hs., la progenitora del dicente atendió un llamado telefónico en el cual preguntaban por Laura y que era una mujer... Que el dicente llegó a escuchar que decía “no justo ahora.. no puedo ir … bueno ya salgo”... Que a todo ello lo relacionó con algo sobre este sujeto Incio y se lo comentó antes que saliera su hija y ella le respondió en forma afirmativa...”

“... Que al terminar esa frase le vuelve a hablar la misma mujer que inició la llamada y que le dice “queremos la plata del banco mañana y no queremos ningún movimiento raro en la casa sino la matamos...”

“... Que luego y siendo alrededor de las 00:20hs. del día 9 del corriente recibieron un llamado telefónico donde pudo el dicente hablar con su hija...  y que en esa oportunidad le quedó presente al dicente que le dijo su hija PAPI TENIAS RAZON seguido a lo cual el dicente le preguntó por qué por el amigo -por el mencionado Incio- y su hija le respondió Y SI MAS O MENOS pero que le agregó VOS TRAE LA PLATA QUE NO ME VAN A HACER NADA...”.

Copia fiel del acta de procedimiento obrante a fs.145/146.

Copia fiel del informe de autopsia de fs.165/171.

Copia fiel del informe de la Unidad de análisis de las comunicaciones de fs.176/180.

Copia fiel del acta de transcripción de microcassette, obrante a fs.240/248.

Copia fiel de la declaración testimonial obrante a fs.308, de Adoración Gutiérrez: “... Que María Laura era amiga de Maira, la hija de Persy Incio, manifiesta que ellas se conocían de la clínica propiedad de su pareja Antonio Teobaldo Villone...”

“... Que inclusive en la última charla que la deponente tuvo con María Laura, y en la cual ésta le contó de su relación sentimental con Incio, le manifestó que sus hijos lo sabían, por los hijos de Incio con los cuales tenía una buena relación y que ella era amiga de Maira...”

“... Que Maira aparentemente tenía una buena relación con Elida Disopra, la segunda pareja de su padre, según le ha contado Antonio Villone...”.

Copia fiel de la declaración testimonial de María Isabel Gutiérrez, obrante a fs.309: “... Que la deponente comenzó a trabajar en la clínica propiedad de Villone por el mes de mayo de 1999, que en esa época ya estaba trabajando allí María Laura, que también en dicho lugar pudo conocer a la hija de Percy Incio de la cual sabe se llama Maira, que María Laura siempre charlaba con esta chica que tenía aparentemente la misma edad...”

“... Que también escuchó en algunas oportunidades a Incio llamar a su hija Moni...”.

Copia fiel de la declaración testimonial de Antonio Teobaldo Villone obrante a fs.310: “... Que conoce a la hija de Incio Percy porque su padre se la presentó como Moni, que esta chica iba mucho a la clínica a ver a su padre...”

“... Preguntado para que diga cuál era exactamente la relación de María Laura con Moni, manifiesta que era de trato normal como con las otras chicas de la clínica, que también cree le vendía cosas por catálogo como por ejemplo ropa interior...”

Copia fiel del acta de recepción de efectos de fs.323/326.

Copia fiel del informe del SIC de fs.362.

Copia fiel del informe de pericia psicológica de Elida Disopra de fs.495/499: “... Presenta una personalidad endeble con rasgos histriónicos y narcisistas, con una marcada inmadurez afectiva la cual se manifiesta en una importante labilidad e inestabilidad...”

“... Ello sumado a su inmadurez emocional, a su modalidad de establecimiento de relaciones de pareja de sesgo infantil, a sus severas dificultades para resolver los conflictos y fundamentalmente para aceptar y reconocer el fin de una relación y el ser abandonada por la persona a la que se ama, conjuntamente con el alejamiento de su única hija, puede haber reactualizado sus pérdidas afectivas y haberla dejado más expuesta a la vulnerabilidad de su constitución psíquica...”.

Copia fiel del acta de audiencia de debate obrante a fs.542/582.

Copia fiel del veredicto del TOC Nº 1 de La Plata, obrante a fs.594 a 618. A fs. 608vta., el Tribunal refiere: “... por su parte Elida Irene Disopra explicó en la audiencia que no conocía a Laura hasta dos o tres días antes  de que Incio viajara y le dejara su número telefónico...”.

A fs.615 dice el Tribunal “...surge que Disopra durante el mes anterior a los hechos se comunicó reiteradamente desde el teléfono de su domicilio con la residencia de la familia Alvarez...”

Copia fiel de la sentencia obrante a fs.619 a 624. A fs.624 punto 4to., el Tribunal dispone: “... y remítase a la Fiscalía de intervención a los fines de que continúe la investigación por la presunta participación en los hechos de Wilfredo Percy Incio Chepeyquén, Maira Graciela Incio Loretto, como así también la posible intervención de otros coautores, partícipes o instigadores que surjan de la misma (art.71 del C.P.)...”.

Acta de declaración testimonial de fs.665/668 de Laura Mónica Dauría: “... yo fui amiga de María Laura desde los trece años de edad, tan amiga que la ayudé para que saliera de los ataques de pánico y después los tuve yo. María Laura era una chica inocente, no había madurado y era muy tímida. Le costaba tratar con la gente, algunos ataques de pánico eran a causa de presencia de mucha gente, creo que se llama agarofobia, también tenía terror al encierro, a los espacios cerrados. Ella no tenía buena relación con su mamá porque ella no la dejaba salir...”

“... María Laura comenzó a trabajar en la clínica de la pareja de la madre y ahí conoció a Incio Wilfredo no sé qué más, un hombre grande que trabajaba ahí y que según ella hacía electrocardiogramas, nunca dijo que fuera médico. Cuando me contó que se había puesto de novia le dije que me lo presentara y me contestó que él no quería que los vieran juntos, no quería que lo conozcan...”

“... María Laura a lo largo de la relación con Incio sufrió un deterioro importante físico y mental, estaba dejada en cuanto a la ropa, parecía vieja. Ella siempre fue muy coqueta aunque no mostraba su cuerpo por la timidez que tenía...”

“... Otro dato que me parece importante para dar una idea de cómo era ella fue que cuando entrábamos a tercer año, se quedó encerrada en su casa, especialmente en su habitación por un tiempo muy largo, creo que un año o dos. Tenía miedo de salir y descomponerse en la calle, creo que en ese tiempo la trataba una psicóloga que iba a la casa...”

“... En cuanto a la relación con Incio ella decía que se sentía muy bien, que él la cuidaba mucho, pero a la vez me contaba que le decía que no le gustaban sus piernas, o que estaba gorda, o que en los brazos se tenía que hacer algo, lo que hacía que con la personalidad de ella estuviera cada vez más tapada pero ésto no era siempre así porque también me contó que a él le gustaba que use botas altas y que nunca se las sacara ni cuando tenían relaciones sexuales, también le gustaba que usara vestiditos muy de nena y muy cortitos para él... También me contó que con él se veían en una casa que queda en Laferrere, que tiene todo su interior pintado de negro en una habitación donde había una camilla y velas, que él siempre tiraba las cartas antes de hacer el amor y que le gustaba usar aceites afrodisíacos y vela derretida que le tiraba sobre el cuerpo de ella. Ella decía que dolía un poquito pero que era lindo y usaba los consoladores con ella a la vez que se masturbaba. Todo ésto le parecía un poco perverso pero no le disgustaba, era todo nuevo para ella y decía si él es grande, sabe lo que hace... es porque está bien...”

“...El tiraba las cartas y practicaba la religión umbanda, Incio le dijo que su mujer también pero para hacer el mal...”

“... Con la hija de Incio, María Laura me contaba que tenía muy buena relación, que era una chica muy triste, él le decía que a su hija sólo la podía ver en la casa de su ex mujer, y en presencia de ella, pero también me contó que la vio varias veces en el departamento de él, donde se veían durante el día...”

“... Yo en su último cumpleaños no pude verla, la llamé por teléfono y ella estaba mal y lloraba porque la madre la había llamado diciéndole que la echaba de la clínica y que allí no trabajaba más. Aparte se había peleado hacía días con Incio.  A la hora me llama, que él le había mandado un ramo de flores y que quería reconciliarse con ella y ahí me dijo “no nos vemos, me voy con él” para que yo no fuera a la casa. Después me llamó y me contó que se habían arreglado, que estaba todo bien, que él estaba más tranquilo, aunque nunca me había dicho que estuviera nervioso...”

“... Me pidió expresamente que nadie se enterara que se habían arreglado...”.

Informe de fs.675, donde se da cuenta de entrevista con el progenitor de la víctima Eduardo Alvarez, quien hace entrega de copia de documental que obra ensobrada a fs.677, desglosada la misma se advierte fotocopia de recetario de la clínica privada “San Cayetano SA” y una nota manuscrita de puño y letra de la víctima dirigida a Mayra Incio Loretto que reza textualmente lo siguiente, saber: “Srta Mayra No critiques tanto mi comida que bien que el otro día comiste la torta que hice. 1º cenicienta se escribe con “c” y no con “s” y yo de cenicienta no tengo nada. Un beso. Laura ¡No te quejes tanto que te vas a volver vieja!”.

Declaración testimonial de fs.696 de Laura Mónica Dauría: “...pudiendo aportar en este momento otros datos relacionados con su relato, por lo que dice, que cuando hace referencia que María Laura tenía una amiga que la dicente no conocía, pero sabe que trabajaba en la clínica, junto con ella, la cual era pelirroja, bajita y tenía mucha confianza con la víctima, y hablaban del médico Incio...”

Declaración testimonial de fs.700 de Eduardo Alvarez: “... interiorizado de parte del contenido de la declaración prestada por una amiga de su hija de nombre Laura Dauría, mantuvo comunicación con el dr. Villone, actual pareja de su ex esposa y dueño de la clínica San Cayetano donde trabajó su hija, refiriéndole el mismo que las empleadas que trabajaban con Laura, eran María Scinardo y Alicia Madeo y ninguna de las dos tuvieron el cabello de color pelirrojo. Que sí aportó que en ese tiempo la hija de Incio tenía ese tono en el cabello y en reiteradas oportunidades estaba en la clínica con el padre, sin ser empleada de clínica...”

“... Preguntado sobre la posibilidad de que muchas personas tuvieran conocimiento de la existencia del plazo fijo y la fecha de vencimiento del mismo, responde: que solamente excepto el dicente y su hija, podría tener conocimiento Percy Incio y su hija Mayra Incio Loretto, ya que ni los progenitores del declarante tenían esa información. Dejando aclarado que ese dinero fue puesto en plazo fijo en los meses de junio y julio del año 2000, en una cuenta del exponente y su hija con iguales facultades para operar en la cuenta, es tal que en el mes de agosto, María Laura renueva el plazo fijo, con vencimiento el día 09/11/2000, día del homicidio. Esto lo realiza en la sucursal Banco Francés de la localidad de Ramos Mejía, y desde allí se traslada al domicilio de su progenitora que quedaba a pocas cuadras, desde donde en forma telefónica habla con quien después se comprobó era Percy Incio y quedan en verse o salir aclarándose que la hija del deponente lo presentaba como Fernando, un muchacho mecánico, cosa que puede precisar su ex esposa...”

Declaración testimonial de fs.702 de Andrea Laura Ióvinne: “... Que como indicara la amistad era muy íntima desde muy pequeña por lo que siempre estuvo al lado de Laura, incluso en momentos muy difíciles para ella, como cuando estuvo enferma, muy mal anímicamente, ya que padecía fobia social, y estuvo durante mucho tiempo bajo tratamiento psiquiátrico y muy medicada...”

“...Que cuando le hace referencia que había comenzado la relación con Incio, le manifiesta que el mismo era casado, separado y tenía una hija. Con el correr del tiempo le hace referencia que ella tenía trato con la hija de Incio ya que la misma le vendía ropa...”

“... Preguntada si tenía conocimiento de la venta de la casa que poseía la familia Alvarez a la vuelta de su domicilio y el destino dado al dinero que recibieron por la venta, manifiesta que sí sabía de la venta, pero nunca ni Laura ni el resto de la familia le hicieron referencia al destino del dinero recibido...”.

Declaración testimonial de fs.704 de Adoración Gutiérrez: “... Que la declarante oportunamente entregó fotocopia en la fiscalía de intervención a la dra. Reynoso, un ticket de un supermercado Eki de la localidad de Isidro Casanova y en el reverso reza “Mayra 4457-4526”, el cual correspondía al teléfono particular de Mayra Incio Loretto, donde la misma vivía con su progenitora. Que también en dicha oportunidad le hizo entrega de una fotocopia de una cartita de su hija a la de Incio -ver lo tu supra transcripto respecto a fs.675/677-... lo que deja en claro la buena relación que existía entre su hija y Mayra Incio...”

“...Preguntada si la dicente tenía conocimiento de que el dinero producto de la venta de la casa familiar, que le correspondió a su ex esposo, había sido colocado en un plazo fijo y en qué entidad bancaria, refiere que efectivamente tenía conocimiento que luego de la venta la parte de su ex esposo, la había colocado en un Banco Francés, sucursal Ramos Mejía. Que por comentarios de María Laura sabía que el padre había abierto un plazo fijo en dólares a nombre de los dos. Que lo que desconocía la declarante era la fecha de vencimiento del plazo fijo. Que sí recuerda que en el mes de agosto del año 2000, cuando María Laura, concurrió al banco a renovar el plazo fijo, pasó por el domicilio de la declarante y en ese momento cuando estaba allí recibe un llamado al celular que el año anterior la dicente le había regalado a su hija, para su cumpleaños, y la misma para atenderlo se traslada a la habitación, refiriendo que era el novio, y hasta ese momento se sabía que se llamaba Fernando, que tenía 27 años y trabajaba de mecánico...” “... Que luego que la exponente mantiene esa charla con su hija donde la misma le comentó quién era su novio, le refiere que debía contarle también a su padre para que estuviera al tanto con quién estaba saliendo por las dudas que le pasara algo, más aún teniendo en cuenta que salían juntos en el auto de él, desconociendo su destino. Que pasado un tiempo prudencial, le volvió a comentar si había hablado con el padre, refiriéndole que no por lo que la dicente en la primera semana de octubre habla con su ex esposo y le comentó todo sobre el novio de María Laura, lo que la puso muy mal al enterarse y luego de una conversación telefónica, se enojó, no volvieron a llamar a la dicente y la dicente la llamó el 01 de noviembre para su cumpleaños en horas de la tarde, la atendió bien pero la notó muy deprimida...”

Declaración testimonial de fs.736 de Celina Alvarez, tía de la víctima: “... Yo me entero por mi hermano Eduardo -papá de María Laura- de la relación que tenía con este hombre que no recuerdo su nombre, Incio de quien no supe si era su nombre o su apellido. Entonces al enterarme yo le pregunté si era cierto y por qué no me había contado. Ella dijo que no quería por la diferencia de edad y que tenía miedo que yo le contara al padre o a la madre. Le pregunté cuánto hacía y me dijo que más o menos un año. Le pregunté por la edad de él, cuál era su estado civil, y ella me dijo que estaba separado. Me contó que tenía dos hijos, una hija de su edad y otro chico que me parece que no conoció y que había estado casado dos veces...”

“... Me acuerdo que como quince días antes de fallecer se había peleado con Incio, porque ella estaba celosa porque él había llevado a vivir a su casa o al consultorio que estaba construyendo en González Catán a una chica que había trabajado en la clínica, como recepcionista o empleada administrativa que recuerdo que se llamaba Liliana...”

“... Ella estuvo casi dos años sin salir de la casa porque sufría de agarofobia, no podía salir. En esa época estuvo en terapia, primero la terapeuta venía a la casa y después cuando empezó a mejorar iba ella al consultorio...”

“... Yo pienso que la tenían engañada, pude escuchar la grabación que hizo la policía del llamado de María Laura y si bien sonaba como asustada, no parecía desesperada, yo tuve la sensación que no se dio cuenta del peligro que estaba corriendo...”

“... A esta altura agrega que como un mes antes que falleciera, Laura había empezado a recibir llamadas al teléfono de línea de mi hermano -el 4485-2188- donde una mujer que se hacía llamar Andrea le decía que lo dejara a Incio, que él era para ella y que no lo moleste más...”

“... Yo pensaba que si este Incio había planeado todo capaz que había inventado lo de Liliana y la hacía llamar para que cuando todo pasara, él estuviera peleado...”.

Declaración testimonial de fs.740/743 de Antonio Teobaldo Villone: “... más adelante estuvo en tratamiento psicológico y luego psiquiátrico por un cuadro de agarofobia, del que salió al cabo de un año aproximadamente .... dejó ese tratamiento y siguió con otra psiquiatra que la medicaba con antidepresivos y ansiolíticos y se había puesto muy bien...”

“... Después de acuerdo a referencias de la madre, ella dijo que había empezado a salir con un mecánico, que el primero de octubre del año 2000 nos enteramos a través de ella, que el mecánico era en realidad Incio...”

“... Durante el tiempo que había trabajado en la clínica María Laura había trabado amistad con Mayra o algo así, que era la hija de Incio quien vendía lencería e iba a la clínica a visitar al padre y a ofrecer las prendas. Ella aparentemente comienza la relación con Incio después que sale de la clínica así que probablemente hayan seguido el trato con Mayra...”

“... Además tanto Incio como las tres que estuvieron imputadas practicaban el culto umbanda, y él tenía una estética que daba enseguida para pensar en ello, usaba medio candado, collares, cadenas y cintitas de colores atadas a la muñeca incluso alguna vez le ha prometido a algún paciente “algún trabajo”...”

“... Preguntado: si desea agregar algo más. Responde: que no me caben dudas que la información del vencimiento del plazo fijo la deben haber obtenido a través de Incio o de su hija Mayra … Y que a mi criterio y me puedo equivocar el autor intelectual fue Incio, porque estaba pasando por una gran necesidad económica... ”

Informe de fs.746/755 del Teniente 1ro. Fernando Centurión. Del apartado 1 “Cronología”, a fs.747, se informa que a las 23:58:57hs. del 08/11/2000, se produjo un llamado telefónico al departamento de Disopra desde el teléfono público nº 01144826246, ubicado en Avda. Illia 2915 de San Justo.

Del apartado 2 punto 5 de dicho informe surge que del abonado telefónico 01144574526 de la casa de Mayra Loretto, sita en Coronel Isleño 534 de Laferrere, se comunicó (entre el 12 del 10 al 12 del 11) en cinco ocasiones con el 01146028448 de Carniqui Fabiana (departamento de Disopra en Lugano).

Apartado 2.6 Correspondiente a República de Portugal  (ex quesada 1906) Isidro Casanova, en él mismo se analizan llamadas correspondientes al celular de Incio Chepeyquen, de dónde surge comunicación con el Banco Francés SA, producida el 1/11/200 (ver fs. 751 vta-).

Declaración testimonial de fs.868 de Adoración Gutiérrez: “... Así las cosas es que agrega desde un primer momento que toma conocimiento del secuestro, planteó al personal policial su hipótesis de sospechar en la persona del que en ese entonces era novio de María Laura, el ciudadano Wilfredo Incio Chepeyquén en virtud de haber sido la única persona que tenía conocimiento de la existencia de un plazo fijo, en el Banco Francés de Ramos Mejía, fuera del núcleo familiar...”

"...Al otro dia la clinica fue tomada por los empleados durante un lapso de más de 20 días. Pasado ese lapso y ante Escribano, se le pagó al personal no médico los sueldos adeudados con excepción de la indemnización por antiguedad; aclarando que la totalidad de los médicos no cobraron por haber ingresado a en la prorrata..."

"...ya que la clinica de nombre San Cayetano, estaba atravesando un pésimo momento de finanzas, debido a la falta de pago de las obras sociales..."

Informe en fax de la Unidad 45 del Servicio Penitenciario Bonaerense (y copia) obrantes a fs.909/910, a través del cual se da cuenta de las personas que visitan a la detenida Elida Irene Disopra, entre ellas se encuentra Percy Incio Wilfredo.

Oficio y documentación adjunta del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, obrante a fs.911/913, a través del cual se informa que el 20-04-1998 se inscribió prenda por un monto de u$s 18.208 (dieciocho mil doscientos ocho dólares) a favor de V.W. Compañía Financiera S.A. sobre el automóvil VW Gol GL 1.6 dominio BWC 917, titular Incio Chepeyquén Wilfredo Percy (D.N.I. 92.017.265. Asimismo, del mismo documento surge que con fecha 11-10-2002 se halla inscripto un embargo por un monto de $7.467 (siete mil cuatrocientos sesenta y siete pesos) originado en autos “BBVA Banco Francés S.A. c/ Incio Chepeyquén Wilfredo”

Declaración testimonial de fs.957/959 de Marcela Patricia Clérici: “... Que preguntada que es para que diga si tenía conocimiento de que Incio mantuviera algún tipo de relación con otra persona, la misma responde que sí, que por comentarios que le había hecho la misma Elida, sabía que Incio mantenía una relación amorosa con una chica de aproximadamente unos 19 años de edad, mientras a su vez continuaba viviendo con Elida, cosa que a esta última la mantenía mal, deprimida y refería que ella (Elida) recuperaría a Incio, resultando ser esta chica, la que mataran Elida y Graciela, como ya se manifestara...”

“... Que preguntada que es para que diga si recuerda que el día de los hechos Víctor Cisterna haya ido de visita a su domicilio, y en su caso en qué lo hizo, manifiesta que sí lo hizo, que llegó en horas de la noche entre las 21 y 22 hs., haciéndolo en colectivo, no recordando qué línea, que cuando llegó le comentó que había vendido una moto y la había llevado en un flete, no recordando a qué lugar, como así también que tuvo que llevar el auto de Graciela a la casa de ésta, desconociendo por qué lo tuvo que hacer, no pudiendo precisar si esto lo hizo antes o después de vender la moto, creyendo la deponente que lo hizo antes, para luego cerrar la santería y vender así la moto. Que en su domicilio estuvo hasta aproximadamente las 23:30 ó 0 horas, momentos en que Víctor se retira hasta la parada de micro, y así tomar el colectivo y poder llegar a su casa. Agregando la dicente que por el horario que se encontraban ya no pasan muy seguido los colectivos, por lo que, según le comentó Víctor, esa noche se tuvo que ir caminando hasta su finca de calle Bruselas, ya que no llegó ningún micro que poder tomar. Que este comentario se lo hizo al día siguiente, cuando salió de la comisaría y también le manifestara lo que había sucedido con Elida y Graciela, respecto de la muerte de esta chica...”.

Informe de la Dirección Casos Especiales del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, obrante a fs.964/971. Se destaca que en el mismo se advierten fotografías que ilustran respecto al teléfono público existente en las adyacencias del domicilio de Marcela Patricia Clérici, novia de Víctor Cisterna, teléfono desde el cual se efectuó un llamado telefónico al domicilio de Disopra la noche del hecho conforme se desprende del informe del Oficial Centurión.

Declaración testimonial de Daniel Humberto Vega obrante a fs.991/992: “... Que en un momento dado, mientras intentaba identificar a la gente correctamente, tratándose de dos personas del sexo femenino, tratándose de una rubia teñida de tez blanca y otra de tez morocha y cabellos oscuros, la señora rubia, quien resultaba ser la conductora del rodado manifestó que juntamente con su acompañante y una tercera que sabe que la nombró pero no recuerda como quién o la identidad que le dio en ese momento a esa persona la cual no se encontraba en el lugar, habían asesinado a la víctima María Laura y también la habían quemado, en cercanías de la ciudad de La Plata...”

Declaración a tenor de los arts. 308 y 317 del CPP de Mayra Graciela Incio Loretto, obrante a fs.1098/1100….”Que no tuvo relación con la víctima que solo la conocía de vista. Que la conoce en la clínica donde trabajaba su padre San Cayetano que ella se desempeñaba como secretaria. Que nunca tuvo amistad con ella…”

“…Preguntada la dicente si su padre cuando viajó a Perú le dejó su celular, responde que si pero no lo usó, luego cuando su padre vuelve se lo devolvió…”

Exposición Civil de fs. 1331, formulada por Adoración Gutierrez con fecha 14 de Junio de 2000, y de la cuál resulta la grave situación económico-financiera que atravesaba la clinica "San Cayetano".

Copia fiel del certificado de depósito a plazo fijo, titularidad a favor de Eduardo Alvarez y de María Laura Alvarez obrante a fs.1337.

Declaración testimonial de fs.1472/1475 de Elena Graciela Polakowski: “...Que en una oportunidad acompañó a Incio donde se hallaba detenida Disopra ...”

“...Preguntada para que diga si tiene conocimiento de los hechos que se investigan, responde: que se enteró de este caso cuando se encontraba en el año 2000 en Perú, junto a Incio, que viajaron en avión, que el viaje fue el 2 de noviembre ya que la mamá de éste cumplía años... Que estando allí, tres días antes de su vuelta de Perú, 9 de noviembre, recibe Incio un llamado telefónico de su hija Mayra, que ahí nomás molesto, pateó un sillón e hizo un comentario del que entendió sólo que se trataba de Elida, creyendo que se habría suicidado Elida Disopra. Que para esta fecha, ellos estaban separados hacía ya un año aproximadamente. Que luego no habló hasta la vuelta porque se encerró en el dormitorio de su madre, consternado, llorando. Que el 12 de noviembre emprendieron la vuelta y durante este viaje Incio le comentó que Elida había matado a una persona sin darle el motivo ni nombre de la persona a la que había matado...”

“... A preguntas sobre su visita a Elida Disopra dice: que esta visita ocurrió alrededor del año 2003, no recuerda la fecha, que lo hizo unas veces, que fue junto a Incio todas las veces, que sólo fue a acompañarlo, que no recuerda los temas de conversación, que ella casi no hablaba... Que sólo la visitó esas veces pero sí sabe que a la fecha éste sigue yendo a visitarla a la cárcel, es más aún usa su anillo de compromiso pero no hablan de la relación que tiene con Elida...”.

Declaración testimonial de Carlos Rene Lazarte de fs.1476/78: “...Preguntado para que diga si tiene conocimiento de que Elena viajara a Perú, responde: que sí, que sabe de ésto debido a que Elena le cuenta en cierta ocasión que en el año 2000 viajaron a Perú, junto a Incio, que ellos se quedaron en la casa de los padres de éste, que también me dijo que estando allá Incio recibe un llamado de Mayra en el que le cuenta que habían matado a la chica que salía con él, que éste corta el teléfono, se agarra la cabeza y dice textualmente “uh a ésta se le fue la mano”. Que todo ésto me lo cuenta luego de que un día vuelve enojada de visitar a Incio y que ésta descubre que tenía una nueva secretaria en el consultorio también de nombre Elena. Que además me hace el comentario de que “yo si quiero a éste lo hundo, porque yo sé todo, es más, cuando llegamos al aeropuerto estaba todo cagado porque pensaba que la policía ya lo estaba esperando entonces yo lo traje a mi casa a vivir unos días pensando que la policía lo iría a buscar”.

Esto lo dice en un momento de enojo, haciendo mención a lo que ocurrió al llegar del viaje de Perú hecho en el año 2000...”.

Declaración testimonial obrante fs.1605/1606 de Elena Graciela Polakowski: “... Preguntada cuándo conoció a Chepeyquén y en qué ocasión, tipo de relación que mantuvieron, dice: lo conocí por el año 1989 en ocasión que me operaron de vesícula en una clínica de Isidro Casanova, en esa época Incio era como un residente de la carrera de medicina. Ahí comenzamos una relación personal e íntima...”

“... Preguntada respecto a quién conoce con el apodo de Mona, responde: así la llamaba Incio a Mayra, también la llamaba monasa...”

“... Preguntada si posee en su conocimiento otras circunstancias sobre las preguntas realizadas, responde: actualmente el Incio ó el doc como lo llamo, vive junto a Elida Disopra en su domicilio de Atalaya, esta situación  desde hace un año más o menos desde que la nombrada recuperó su libertad. Primero me decía que la iba a ver por un gesto humanitario, porque estaba enferma, pero que recuperada su libertad Elida, es que Incio le dijo que él se iba a vivir con ella...”.

Acta de la diligencia de careo entre Elena Graciela Polakowski y Carlos Rene Lazarte  “Acto seguido se procede a dar lectura a los testigos de las declaraciones testimoniales que oportunamente prestaran, de Graciela Elena Polakowski de fs.1472/1475 y de fs.1605/1606, y de Carlos Lazarte de fs.1476/1478, de donde surgen contradicciones en lo relativo a lo sucedido con Incio Chepeyquén al tomar conocimiento el mismo, encontrándose en el Perú junto a la testigo Polakowski, del fallecimiento de la víctima de autos María Laura Alvarez. Que realizada que fue la lectura de las declaraciones testimoniales precedentemente citadas, los testigos, a su turno, las ratifican y reconocen como propias las firmas insertas en las actas en cuestión. Asimismo, la testigo Polakowski, a preguntas del Sr. Fiscal, refiere que oportunamente, en su primera declaración, no reconoció la relación íntima que mantenía con Incio por razones de pudor...”

“... Que cuando Incio recibió la noticia del fallecimiento de la víctima de autos, la testigo reitera que ella interpretó que se había matado Elida Disopra y que la causante de la tragedia era la declarante...”

“... Seguidamente los testigos son invitados por V.S. a que se reconvengan mutuamente a fin de aclarar la verdad (art.265 del CPPBA). Luego del diálogo mantenido por los testigos, ambos se mantienen en sus dichos...”

“... Que preguntada por el fiscal para que diga por qué oportunamente, con motivo de sus anteriores declaraciones, consultó al abogado defensor de Incio, la deponente refiere que se asesoró porque lo conocía y porque sabe que el sr. Lazarte es mentiroso. Que el sr. Lazarte toma la palabra y refiere que ratifica en un todo lo que oportunamente declaró, refiriendo que él sabe que quizá es su palabra contra la de ella, que quizá no sirva para nada, pero que desde que vio el tema por televisión él sintió, luego de consultarlo con sus allegados, que debía colaborar diciendo lo que sabía, que finalmente se decidió a hacerlo dada la conmoción que le causó el caso de Candela. Que asimismo el deponente refiere que lo que también lo decidió a colaborar fue que tenía miedo respecto a lo que el sr. Incio pudiera hacerle a la que era su ex pareja. Que el testigo refiere que la sra. Polakowski tenía una obsesión con Incio. Que el deponente refiere que Incio manipulaba a la testigo Polakowski y obtenía beneficios incluso a costa de su ex pareja Sandra...”

“... Que continuando Lazarte, el mismo refiere que cuando Polakowski le contó el episodio del Perú, fue una mañana tomando mate, cuando la sra. Polakowski se encontraba enojada, celosa, dado que Incio estaba saliendo con una secretaria que también se llamaba Elena. Que la testigo Polakowski reconoce que habló del tema con Lazarte, que es verdad que estaban tomando mate pero reitera que no dijo lo que le atribuye el sr. Lazarte...”

“... Que la deponente refiere que se enteró que Disopra había matado a una chica, cuando se lo dice Incio al llegar al aeropuerto refiriéndole que Elida había matado a la chica con la que salía, refiriendo la testigo que es falso que Incio estuviera cagado como dice el sr. Lazarte y que también es falso que Incio se haya albergado en su casa en dichas circunstancias. Que el sr. Lazarte refiere “eso fue lo que me dijiste vos” … que continúa Lazarte diciendo, te acordás incluso que me dijiste que Disopra te invitó a tomar mate a Ezeiza, refiriendo la deponente que eso es verdad y que incluso en algún momento dijo, “pensar que la muerta podría haber sido yo”... Que la deponente luego, en un momento comenzó a asistir a la iglesia con Incio, que como le hablaron del perdón y de visitar a enfermos y presos, la testigo accedió a visitar a Disopra en la cárcel...”

“... Que a preguntas de la instrucción y a instancias del particular damnificado, la deponente refiere que vio a Incio hace dos semanas y que le preguntó por qué vive con Disopra, diciéndole éste que como se puso de tutor de Disopra cuando la misma estaba detenida, una vez en libertad se la llevó a vivir con él”.

V- ÓRGANO JURISDICCIONAL COMPETENTE:

De acuerdo a la calificación legal sustentada, corresponde que las presentes actuaciones sean elevadas al Tribunal Oral en lo Criminal que correponda, de acuerdo a lo normado en el art. 22 y 24 del Código Procesal Penal.

VI-  PETITORIO:

Que por todo lo expuesto, solicito a V.S. que los presentes autos sean elevados a juicio, previo traslado a Defensa, por el término de ley (arts. 334, 335, 336 y 337 del C.P.P.).

Proveer de conformidad, que: SERÁ JUSTICIA.


Tags: requisitoria - juicio - oral - maría - laura - álvarez