Tinta Judicial
Jueves 27 de Junio de 2019

‘Narcoabogado’: “Si absuelven, será un escándalo”

Carlos Salvatore

Carlos Salvatore, abogado acusado de narco

Lo dijo el defensor del letrado acusado de traficar una tonelada de cocaína con destino europeo. Se quejó de la mediatización del caso.

Uno de los defensores del abogado Carlos Salvatore, el principal imputado en la causa "Carbón Blanco", sostuvo que los jueces que realizan el debate oral están "condicionados" a dictar penas altas por el envío de casi una tonelada de cocaína a Portugal y manifestó que si absuelven a su cliente va a ser "un escándalo".

Se trata de Luis Sasso, quien el viernes 11 de septiembre concluyó su alegato ante el Tribunal Oral Federal de Resistencia, el cual podría dar a conocer su veredicto el jueves próximo, según adelantó su presidente, Eduardo Belforte.

En un fuerte planteo ante Belforte y sus colegas Luis González y Aldo Alurralde, el defensor sostuvo que "quizá sea un pésimo momento político para para resolver esta causa" porque "son momentos en los que se habla hasta de pena de muerte para los narcotraficantes" y se refirió a una propuesta de reforma al Código Penal.

Al dirigirse a los jueces, aseguró que "les ponen condicionamientos para que dicten condenas y altas" y dijo que es "inaceptable lo que se hace con la mediatización de esta causa".

En tanto, les pidió a los magistrados "que se ajusten a derecho" al dar su sentencia y que "no piensen en el diario del dí­a después".

"Si ustedes absuelven en su veredicto, esto va a ser un escándalo", manifestó.

Previamente, el codefensor de Salvatore (58), Claudio Lisfchitz, solicitó la nulidad y la exclusión de pruebas tales como las declaraciones de quienes habrían actuado como la conexión de la banda con Portugal, Rolando Angel Di Renzo y Leonardo Prodán.

Ambos, condenados a 9 años de prisión por la Justicia portuguesa, fueron quienes en sus indagatorias vincularon con el contrabando a los cinco hombres que son juzgados actualmente en el Chaco.

Pero para la defensa de Salvatore, los involucraron por un "interés doblemente espurio", ya que hicieron constar en la causa una denuncia por extorsión tramitada en la justicia de la localidad chaqueña de Roque Saenz Peña, en la que consignaron supuestos pedidos de dinero a cambio de no vincular al abogado con el contrabando.

Además, para el abogado, querían llegar a un acuerdo por beneficios en el dictamen de una condena leve por parte de la justicia de Portugal.

Asimismo, Lischfitz cuestionó las escuchas telefónicas realizadas en la causa y afirmó que las llamadas que se le imputan a Salvatore no se realizaron desde teléfonos que hayan sido operados por su defendido.

Agregó que tampoco las pudo realizar él, debido a que estaba de viaje en Estados Unidos en las fechas indicadas por los fiscales.

"Se la pasaron ocho meses jugando con las antenas de celulares y en las conversaciones no se dijo absolutamente nada", indicó el abogado de Salvatore, que actualmente se encuentra detenido en el hospital penitenciario de Ezeiza.

También, el abogado planteó que hubo dos "conocidos" narcotraficantes vinculados a esta causa, identificados como Juan Manuel Lorenzo y Horacio Vera, pero sostuvo que "no se los investigó y nada se dice aquí de ellos".

Al concluir el alegato de los defensores de Salvatore, el presidente del tribunal aseguró que prevén dar el veredicto del juicio la semana que viene.

"En principio la idea es hacer todo el bloque la semana que viene", sostuvo Belforte, en referencia a las réplicas de la fiscalía y la querella, tanto como las dúplicas de la defensa, últimas palabras de los imputados y el veredicto.

De acuerdo con lo ordenado, el martes próximo se realizarán las réplicas, el miércoles las dúplicas y si así lo aceptaran, podrían pronunciar sus "últimas palabras" los imputados.

Se reservó también el jueves para una audiencia en caso de que ya se pueda dictar el veredicto.

Los primeros en alegar en el juicio fueron la querella representada por la Afip-Aduana, que requirió 28 años de prisión para los presuntos cabecillas de la organización, Salvatore y el empresario Patricio Gorosito (64), 23 años para quienes identificaron como "organizadores", Juan Carlos Pérez Parga (60) y Héctor Roberto (61) y 16 años para Rubén Félix Esquivel (56), capataz de la planta de carbón vegetal ubicada en la localidad chaqueña de Quitilipi.

A su vez, la fiscalí­a pidió que los cinco sean condenados a 25 años de prisión, en tanto que los defensores de los acusados requirieron en forma unánime la absolución de culpa y cargo.

 

 

 

 

 

Tags: carbón - blanco - juicio - oral - abogado - carlos - salvatore