Tinta Judicial
Lunes 22 de Abril de 2019

La trama psíquica de cuádruple crimen

Javier Quiroga solo

Javier Quiroga, detenido por el cuádruple femicidio de La Plata

Peritos psicólogos y psiquiatras dieron detalles de las personalidades de Osvaldo Martínez y Javier Quiroga, quienes se cruzaron verbalmente

El debate por el cuádruple femicidio de La Loma, registrado a fines de noviembre de 2011, se reanudó con la declaración de peritos en psiquiatría y psicología que analizaron las personalidades de Osvaldo Martínez y Javier Quiroga, ambos procesados en la causa. En relación al primero de ellos, los especialistas concluyeron que su rasgo de celosía “no es problemático” y que se basa a su propia conducta de “inseguridad”. El albañil, en tanto, fue descripto bajo una personalidad violenta y perversa. La audiencia tuvo además el primer cruce verbal entre los acusados, cuando Quiroga pidió retirarse de la sala mientras la perito Graciela Gardiner daba a conocer su informe. Para el próximo jueves, está prevista la inspección a la escena del crimen.

Graciela Gardiner es perito médico psiquiatraa de la Asesoría Pericial. Dio detalles de las entrevistas exploratorias y los exámenes técnicos, verbales, gráficos y proyectivos sobre la conducta de Javier Quiroga. En su conclusión, la especialista sentenció que el imputado es una persona que comprende la realidad y que tiene una capacidad intelectual media-alta con un alto nivel de irritabilidad.

“Hay un aspecto primitivo subyacente en donde se instalan aspectos violentos. Depende del nivel de estrés y las situaciones cotidianas, este sujeto puede ser capaz de generar episodios de violencia. En las entrevistas tuvo una presentación abierta, espontánea y contaba cosas en forma suelta”, dijo Gardiner. Para la perito, el alto grado de violencia familiar que sufrió el acusado durante su infancia, fue lo determinó su actual comportamiento.

La declaración indagatoria de Quiroga ante la fiscalía a cargo de Álvaro Garganta estuvo en el foco del debate cuando Julio Beley, abogado defensor de Osvaldo Martínez, le preguntó a la psicóloga Gardiner si el albañil imputado resultaba ser una persona influenciable. “No. Quiroga es capaz de tomar sus propias decisiones”, contestó la especialista.

Sobre las entrevistas realizadas a Martínez, la testigo declaró se trata de una persona con un alto nivel intelectual y que carece de rasgos relacionados a una paranoia celotípica. Además indicó que el acusado “mostró su angustia y abatimiento en relación al hecho que se le imputa y lamentó no haber podido defender a las víctimas”.

En ese momento aumentó la tensión en la sala, ya que Javier Quiroga pidió abandonar el debate y, al hacerlo, le recriminó a Martínez sus dichos ante la perito y se produjo el primer cruce entre los imputados: “Dios te va a juzgar. Vos te venís conmigo”, le dijo.

El perito Daniel Alberto Burgos, en tanto, coincidió con los patrones de personalidad registrados por su colega y advirtió: “Martínez es una persona defensiva. Los celos no son problemáticos. La cuestión aparece exacerbada basada en su inseguridad”. Y agregó: “Está dentro de la normalidad. No tiene tinte de agresividad”.

En relación a la psiquis de Quiroga, el especialista reconoció que tiene una psicopatía con tinte perverso y una tendencia a la irritabilidad.

Los psiquiatras Pablo Fortes y Jorge Castillo finalizaron la ronda de debate e hicieron foco en las adicciones de Quiroga. “Es un sujeto que consume elementos tóxicos. La droga ocupó cada vez más lugar en su vida”, señalaron.

Además, los psicólogos describieron al albañil como un “hábil mentiroso”, ya que “dice haber estado en el lugar y que quedó paralizado por el episodio, aunque luego asegura que recorrió la escena del crimen `sin pisar la sangre´”, indicaron los peritos.

Sobre Martínez, el perito Castillo mencionó que “es un sujeto controlado, cuidadoso, prolijo, con convivencia de culpa que se transforma en angustia. En los test vimos que no tiene un trastorno y es alguien ligado a las normas, no se va del margen. Tiene una capacidad plena de respetar los límites”.

La audiencia se reanudará este martes con los testimonios de las peritos que estuvieron en la escena del crimen, Gabriela Tinto y Silvina Cabrera. El jueves a la noche, en tanto, se llevará a cabo la inspección ocular en el PH de La Loma, para lo cual se emitirá un pedido para que la empresa Edelap realice la reconexión del servicio eléctrico.

También estarán presentes los testigos Javier Lencinas y el remisero Marcelo Tagliaferro, quienes narraron dos secuencias distintas sobre la presencia del posible asesino en charlando con el chofer.

El 27 de noviembre de 2011, los cuerpos de Bárbara Santos (29), Susana De Bárttole (63), la niña Micaela Galle (11) y Marisol Pereyra (35) aparecieron masacrados. La escena del crimen mostraba un baño de sangre y pisadas. El fiscal asegura que dio por probado que Martínez convenció a Quiroga para que lo ayude en la ejecución de la empresa criminal, pero en el departamento y en el cuerpo de dos de las víctimas solo hay rastros que involucran a Quiroga, según estudios científicos y forenses.


Tags: cuádruple - femicidio - crimen - homicidio - peritos - psicólogos - psiquiatra - quiroga - martínez - hiena - karateca