Tinta Judicial
Martes 18 de Diciembre de 2018

Juicio oral por la masacre de Guernica

Martin Chiorazzi fiscal

Martín Chiorazzi, fiscal de juicio de La Plata

Un hombre acusado de incendiar una casilla y calcinar a siete menores y su padre podría ser condenado a perpetua. Un penitenciario ofició de traductor guaraní

El hombre acusado de haber originado el incendio en una casa de Guernica en la que murieron un hombre y sus siete hijos, será condenado a prisión perpetua en caso de prosperar el pedido de fiscal de juicio que realizará en su alegato, con fecha a definir.

Caramañola Báez, de nacionalidad paraguaya, fue apresado el 19 de mayo de 2011 tras el incendio que destruyó la casa de la familia de Rafael Santa Cruz.

El hombre es actualmente juzgado por el Tribunal Oral Criminal IV de La Plata, integrado por Germán Alegre, Emir Alfredo Caputo Tártara y Juan Carlos Bruni, por la secretaría de Mariana Arreche.

El fiscal de juicio Martín Chiorazzi pedirá la pena máxima para el acusado, quien es asistido por un defensor oficial y sostiene que Caramañola Baez es ajeno al hecho.

Según se desprende del expediente al que accedió Tinta Judicial, un vecino del lugar dijo haber visto horas antes del incendio una conversación subida de tono entre el detenido y la esposa de Santa Cruz, llamada María Rosa Vera, la única sobreviviente del hecho.

Pero la hipótesis que se maneja apunta a una pelea entre el detenido y el dueño de casa porque se negaba a permitirle que se colgara del cable de televisión.

El hecho ocurrió cerca de las 3 de la madrugada de aquel mayo de 2011 en una casilla precaria levantada en un descampado en la calle Brandsen, entre Cañuelas y San Miguel del Monte, del barrio La Loma, de Guernica, partido de Presidente Perón.

Las víctimas fueron identificadas por la Policía como Rafael Santa Cruz (48), paraguayo, y sus hijos varones Christian, Luciano, Víctor, Rubén, Ayrton y Adrián, de entre 15 y 1 años, y su beba Alma Silvana, de 3 meses.

En tanto, la esposa del hombre fallecido y madre de los chicos sufrió algunas quemaduras menores y fue internada con un fuerte estado de shock en el hospital de Guernica.

Según los investigadores, aparentemente la mujer se despertó para calentarle la mamadera a su beba y observó que la puerta estaba prendiéndose fuego y había mucho humo en el interior.

"Se cree que al escuchar los gritos de su mujer, el hombre le gritó que saliera con la beba, mientras él iba a rescatar a los niños que estaban en una habitación, pero en ese momento se sospecha que se cayó el techo y los dejó a todos atrapados", señalaron fuentes del caso a Tinta Judicial.

El último testigo en declarar durante el juicio oral no habla castellano, solo idioma guaraní. Para salvar este inconveniente, un integrante de la guardia del Servicio Penitenciario Bonaerense (que custodia un ala del edificio del fuero Penal de La Plata) ofició de traductor. El oficial Isidoro Gómez fue el nexo comunicativo entre el testigo con los jueces y las partes.

En la próxima audiencia (con fecha aún a definir) se realizarán los alegatos, informaron los jueces al dar por clausurada la etapa probatoria en el debate.

 

Tags: masacre - guernica - incendio - caramañola - baez - guaranía - menores - calcinados - muertos - fiscal - martín - chiorazzi