Tinta Judicial
Martes 13 de Noviembre de 2018

Cuádruple crimen: solo hay ADN de Quiroga

Javier Quiroga solo

Javier Quiroga, detenido por el cuádruple femicidio de La Plata

Las peritos genetistas complicaron la situación de Javier Quiroga y detallaron que no encontraron rastros genéticos de Osvaldo Martínez

Un solo ADN. Esa fue la conclusión de los peritos genetistas que analizaron las muestras recolectadas en la escena del crimen del cuádruple femicidio de La Plata perpetrado entre el 26 y 27 de noviembre de 2011. En el banquillo de los acusados están Javier Quiroga (dueño de las marcas genéticas mencionadas) y Osvaldo Martínez, novio de una de las víctimas.

Con las declaraciones de dos peritos asistentes sociales y tres especialistas de la junta médica de genetistas de la Asesoría Pericial de La Plata, se realizó la audiencia 22 del caso.

Las peritos genetistas María Lojo, Andrea Colussi y María Isabel Ortiz comprometieron aún más al acusado Quiroga. Durante su testimonio, las profesionales explicaron que el patrón genético masculino hallado en la escena del crimen pertenece a ese imputado. “Los cotejos de ADN realizados coincidieron con el registro de Javier Quiroga”, sentenciaron.

Los restos de ADN del albañil acusado fueron encontraron en las uñas de Susana De Bárttole y Marisol Pereyra. Las profesionales de la Asesoría Pericial contaron que si bien la mayoría de los elementos investigados contenían una gran cantidad de “patrones genéticos mezclados”, el registro de Quiroga fue hallado en forma completa en una de las cuatro colillas que se estaban en el cenicero de la cocina y en un guante color rosa.

Los objetos en los que se encontró material genético de más de una persona (víctimas y el propio Quiroga) son varios: el portero eléctrico, la bombilla de mate, la tecla de luz de la cocina, el picaporte, la grifería, la manija de un cajón, dos cuchillos, un palo de amasar y un destornillador.

En paralelo, las profesionales ratificaron la ausencia de ADN del otro imputado, Osvaldo Martínez en la escena del crimen. “Los cotejos con Martínez fueron todos incompatibles”, dijeron ante la consulta del abogado defensor Julio Beley.

Perfiles

Las peritos Mariel Lucía Azcacibar y María Daniela Tonello dieron a conocer ante los jueces los detalles sobre la vida social de los acusados. En cuanto a Martínez, las asistentes contaron que el imputado logró reponerse en su adolescencia junto a sus hermanos de la separación de sus padres.

Por medio de entrevistas a sus familiares y al propio Martínez, las peritos detectaron un grado de violencia verbal en la relación de la familia del imputado y, por otro lado, aseguraron que Bárbara Santos -una de las víctimas del cuádruple crimen y ex novia del imputado- ocupaba un lugar importante en la vida del estudiante de ingeniería.

“La veía como a una mujer trabajadora, superadora y que sobrepasaba dificultades, además ella se hacía cargo de la crianza de su hija”, contó ante el Tribunal una de las especialistas.

“Con Martínez charlamos sobre el vínculo que tenía con su pareja. Dijo que era una relación estable y permanente. Él quería instalarse en Berisso con Bárbara, aunque su familia no lo sabía. Trabajaba en forma estable y tenía un ingreso que le resultaba satisfactorio”, agregó Azcacibar.

En relación al lugar que ocupaban las mujeres en el entorno del imputado, una de las asistentes relató: “Martínez mantenía relaciones sexuales con otras mujeres. En él existe un lado de sobrevaloración de un perfil de mujer y una desvalorización sobre las conductas de otras mujeres como por ejemplo las infieles”.

Sobre Quiroga, las especialistas relataron su historia de vida, desde el nacimiento del acusado en Formosa hasta su llegada a La Plata y la conformación de una familia. “Tuvo tres hijos y se separó en 2010. Por dichos de su ex mujer, se constató que el consumo del alcohol y drogas (marihuana y cocaína) afectó a la relación de pareja en forma progresiva”, indicaron.

El caso

El juicio oral está a cargo del Tribunal Oral Criminal III de La Plata, integrado por Ernesto Domenech, Andrés Vitali y Santiago Paolini por las secretarías de Andrea Lamamy y Romina Marchioni.

La acusación está en cabeza del fiscal Álvaro Garganta, quien fue el investigador del caso y debe defender su teoría del móvil “celos” que habría impulsado a Martínez a planificar y ejecutar la masacre junto a Quiroga.

En debate se reanudará este jueves a partir de las 9.30. El perito Christian Méndez volverá a realizar la pericia de pisadas solicitada por la querella para despejar las dudas sobre las huella de zapatilla encontradas en el lugar de los hechos.

El 27 de noviembre de 2011, los cuerpos de Bárbara Santos (29), Susana De Bárttole (63), la niña Micaela Galle (11) y Marisol Pereyra (35) aparecieron masacrados. La escena del crimen mostraba un baño de sangre y pisadas. El fiscal asegura que dio por probado que Martínez convenció a Quiroga para que lo ayude en la ejecución de la empresa criminal, pero en el departamento y en el cuerpo de dos de las víctimas solo hay rastros que involucran a Quiroga, según estudios científicos y forenses.


Tags: cuádruple - crimen - femicidio - adn - hiena - quiroga - peritos - genetistas - osvaldo - martínez