Tinta Judicial
Lunes 20 de Noviembre de 2017

Condenaron a una abogada y un ex policía

Símbolos judiciales

Asaltaron a un anciano con un “cuento del tío” y provocaron su muerte. La pena fue por “homicidio en ocasión de robo”

Una abogada y un ex policía fueron condenados a 13 años de prisión por la muerte de un anciano a cuya casa del barrio porteño de Recoleta entraron a robar mediante un "cuento del tío" y lo drogaron para robarle 30.000 dólares, joyas y objetos de valor.

El Tribunal Oral en lo Criminal 22 porteño dictó la sentencia que condenó a la abogada Silvina Paula Maquieira y al ex policía Diego Martín Di Bella por el delito de “homicidio en ocasión de robo”, conetido el 30 de julio de 2004 y que tuvo como víctima a Omar Narciso Manti.

Según tuvieron por acreditado los jueces Ángel Nardiello, Cecilia Maiza y Sergio Paduczak, el día del hecho Manti y su esposa Leticia Botta estaban en el bar Canela, cercano a su domicilio, cuando se presentaron Maquieira y otra mujer -ya condenada- "fingiendo ser viejas clientas y tratándolos con familiaridad, como si se hubiera producido un reencuentro después de mucho tiempo de alejamiento".

El matrimonio fue víctima del "cuento del tío" e invitó a las mujeres, junto con el supuesto “hijo” de una de ellas, que era el policía Di Bella, a cenar a su casa.

Los falsos conocidos le colocaron al matrimonio benzodiacepinas en las bebidas que ingirieron y así lograron adormecerlos, tras lo cual le robaron dinero, joyas y otros bienes.

Como consecuencia de la ingesta del hipnótico, ambos integrantes de la pareja se durmieron, aunque el hombre murió y la mujer fue internada al día siguiente en el Hospital Alemán.

Los delincuentes robaron todos los objetos de valor a su alcance, incluidos 30.000 dólares, una carabina, un revólver, un juego de cubiertos, una videocassettera, un secador de cabello, un teléfono celular, llaves, lapiceras, relojes, tapados de piel, carteras, cosméticos y perfumes.

“Tenemos por probado que García y Maquieira lograron engañar a los damnificados, haciéndose pasar por viejas clientas de la ferretería y de esa forma se presentaron en el comercio en cuestión, en dos oportunidades, primero sólo García y después ambas imputadas y mediante diferentes engaños efectuados a uno de los empleados, supieron que las víctimas se encontraban tomando un café en la confitería Canela”, explicó el tribunal.

En esa línea, los jueces recrearon que “mediante diferentes artilugios se hicieron pasar por antiguas conocidas y lograron que las víctimas invitaran a García y a Maquieira a su casa a cenar, a lo que luego se sumó quien aparentó ser el hijo de García, quien en realidad era el imputado Di Bella”.














Tags: abogada - policía - condena - homicidio - ocasion - robo - cuento - del - tío - recoleta