Tinta Judicial
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Policías y derecho de sindicalización

Gabriel Sagastume

Gabriel Sagastume, ex fiscal de La Plata

Por Gabriel Sagastume, ex fiscal de Instrucción y Juicio de La Plata

Hace unos días se realizó una audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación para discutir el pedido de agremiación de los policías de la Provincia de Buenos Aires. La intervención de la Corte es para resolver si los los derechos constitucionales que protegen al trabajo, alcanzan también a funcionarios públicos tales como los policías. Se convocó a representantes del Ministerio de Trabajo de la Nación y a los miembros de “Sipoba” el hasta ahora ilegal sindicato de policías de la provincia de Buenos Aires.

La cuestión motiva las siguientes preguntas: ¿Tienen derecho a sindicalizarse los policías? ¿Existen sindicatos de policías en otros países?

Algún lector avezado podrá advertir que ya hay un fallo favorable a la sindicalización policial de la Cámara Laboral de la ciudad de Córdoba.

Hay argumentos en contra, son los que expusieron en la audiencia, (siguiendo los lineamientos de la Procuradora General de la Nación), los representantes del Ministerio que protege al trabajo: dicen que no hay una ley específica que lo disponga, y esto es lo que  recomienda la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

Ante esta opinión, causó sonrisas en la audiencia la intervención de un juez de la Corte que dijo: “Pero, ¡está en la Constitución!”

Los abogados de los policías advirtieron, además del respaldo a sus derechos expresado en el principio constitucional plasmado en el artículo 14 bis,  la permeabilidad a la corrupción que permite la mala situación económica y social de los policías, y que la agremiación le daría un respaldo al policía honesto y permitiría canalizar los conflictos y tener un ámbito de discusión salarial.

Considerando que la seguridad es un servicio público, no puede suspenderse, y los policías no podrían tomar medidas de fuerza, tales como una huelga.

La educación, la salud, la justicia  y el transporte son servicios públicos también y existen  las reglamentaciones adecuadas para que se puedan realizar medidas de fuerza y al mismo tiempo mantener las condiciones mínimas de prestación de servicios, tales como las guardias.

En España hay cuatro gremios representativos de las distintas fuerzas de seguridad.

En EEUU, Italia, Portugal y Grecia, existen sindicatos de policías. En Gran  Bretaña  y Francia existen pero sin derecho a huelga, aunque han amenazado con violar esta disposición en algunas oportunidades.

El discurso socialista se encuentra frente a un dilema, una gran contradicción, porque si acepta que los custodios de la seguridad son trabajadores, deberían reconocérseles los mismos derechos que todos, pero como se los ha ubicado históricamente como el brazo  represivo del capitalismo, se concluye que no deben tener los mismos derechos que todos.

Pensamos que el principal problema que surgiría sería la discusión salarial. En Latinoamérica, donde  no hay policías sindicalizados, los sueldos en general son muy bajos y muchas veces se asocia esa cuestión a la corrupción. Se invoca que si los sueldos fueran buenos se evitarían las coimas.

¿Algún día veremos marchar por las calles, con bombos y tambores, banderas y consignas, al gremio de los policías reclamando por sus derechos, mientras otros policías custodian el orden de la protesta?






Tags: sindicato - policías - derechos - laborales - huelga - sipoba - gabriel - sagastume - fiscal